Palabra: JUAN CARLOS MONTOYA

Invertir en talento humano en tiempos de desaceleración

"Solo las empresas que invierten en este intangible de la capacitación, garantizarán las finanzas tangibles. Recordemos que el talento humano es el principal activo de una empresa"

 JUAN CARLOS MONTOYA / CEO ALTO RENDIMIENTO INTERNATIONAL COACHING

La práctica común de los empresarios cuando se da una baja en la situación económica es recortar algunos ítems. Y la primera área afectada es la capacitación. Se recorta el presupuesto para desarrollar el talento humano pensando que esto es una pérdida y no una inversión.

Evidentemente que este proceder no se da en todo el ambiente empresarial. En estos últimos diez años se evidencia en nuestro país un marcado interés que va creciendo sobre la importancia de invertir en el talento humano, sobre la importancia de utilizar nuevas metodologías para garantizar resultados, principalmente la metodología coaching.

¿Por qué un empresario y la alta gerencia deberían invertir en el talento humano en tiempos de desaceleración económica? ¿Será esto algo que generará un retorno sobre la inversión? ¿O es solo un discurso que en la práctica no funciona? Estoy convencido en que invertir en talento humano en tiempos de desaceleración es igual a oportunidad. Y no hacerlo es a igual a crisis.

En Bolivia existen tres ideas equivocadas acerca de invertir en capacitación: que es una pérdida de dinero, que los problemas se resuelven a la antigua y que no se necesita una nueva metodología, y que el dueño y los gerentes se las saben todas y que no necesitan aprender.

Esta manera de pensar llevan a tres consecuencias: 1) Las empresas seguirán perdiendo más dinero por no invertir en capacitación. 2) El personal de las empresas no podrá resolver los nuevos problemas con las metodologías del pasado y 3) Estancamiento y decrecimiento.

La causa principal de no invertir en capacitación tiene que ver con una mentalidad de pobreza. Porque la pobreza no ama el conocimiento ni la instrucción. La pobreza se deleita en el estado de confort.

Hay algunos datos interesantes que rebaten este punto de vista equivocado en la realidad empresarial en nuestro país. The Washington Post sostiene que hay ventajas de invertir en coaching. “Una investigación con 100 grandes ejecutivos en los EEUU informó que el retorno de la inversión (ROI) es de 529%. Eso significa que por cada dólar invertido en coaching , el retorno llega a casi 6 dólares”. Harvard Business Review dice que “48% de las empresas actualmente utilizan el coaching para desenvolver alto rendimiento y competencias de liderazgo.”

Según el Behavioral Coaching Institute (BCI), existen beneficios importantes del coaching en el ambiente empresarial, como el aumento de productividad (53%), reducción de costos (23%), aumento de calidad (48%), mejoría en la atención al cliente (39%), mejoría en las relaciones con el equipo (77%) y mayo satisfacción en el trabajo (61%).

Soy un firme convencido que mientras más se moderniza el sector empresarial, se da más inversión en capacitación para garantizar el éxito. Solo las empresas que invierten en este intangible de la capacitación, garantizarán las finanzas tangibles. Recordemos que el talento humano es el principal activo de una empresa. No son las máquinas ni los edificios que hacen grande a una empresa. Las empresas grandes están constituidas de personas grandes que tienen grandes ideas.