Economía

Palabra: EMERGENCIA

La CAO propone la conformación de un comité contra incendios

La institución viajó a Roboré para entregar indumentarias y alimentos. Propone que los sectores tanto públicos como privados estén articulados y organizados para enfrentar este desastre y en el futuro prevenir una situación similar  

“Como Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) estamos aquí en Roboré para apoyar a quienes están trabajando arduamente para mitigar el fuego, que está consumiendo nuestros bosques y poniendo en peligro a nuestra gente”, fueron las palabras del vicepresidente de la institución agropecuaria, Oscar Mario Justiniano, al inicio de la entrega de indumentaria, herramientas y alimentos secos al personal de bomberos, guardaparques y voluntarios que luchan incansablemente en primera línea para controlar el fuego en la zona de Roboré.

Justiniano aprovechó la oportunidad de la entrega de vituallas y alimentos a los afectados de las comunidades San Lorenzo Nuevo, San Lorenzo Viejo y Naranjos donde hay pequeños productores, donde se han detectado nuevos focos de calor, Yororobá y Quitunuquiña para proponer la conformación de un “comité interinstitucional de alerta temprana y reacción inmediata” entre los sectores público y privado a objeto de proteger los bosques y las áreas productivas.

Para este cometido, afirmó que más de 100 mil productores afiliados a la CAO se ponen a disposición de colaborar, a través de sistema en el que cada uno será alerta temprana para la reacción inmediata, en estos casos de incendios o de otros fenómenos naturales.

Pidió que los sectores tanto públicos como privados estén articulados y organizados para enfrentar este desastre y en el futuro prevenir una situación similar, por lo cual sostuvo que este comité debe estar conformado por autoridades locales, departamentales, nacionales e instituciones agropecuarias que conforman la CAO, cuyo trabajo en conjunto será la prevención, la alerta y la reacción inmediata.

“Hay mucho por hacer, debemos dar prioridad a la mitigación del fuego y, por supuesto, la conformación de este comité para trabajar en la prevención, alerta temprana y reacción inmediata. Los incendios se presentan en todas partes del mundo, lo importante es cómo reaccionamos ante el fuego y qué tan rápido lo hacemos”, afirmó.

En su recorrido por Roboré, manifestó que corroboró que las necesidades son imperiosas y hoy por hoy lo urgente es atender las emergencias, como el sufrimiento de nuestra gente, y evitar que el fuego agarre proporciones descomunales, por lo cual las planificaciones pueden venir después para evitar que nunca más suceden incendios de estas proporciones. Mediante este comité, posteriormente se analizará cómo los productores pueden restituir sus labores productivas, para lo cual se le puede hacer entrega de semillas.

Con respecto si en esta visita se hará una evaluación de las pérdidas ocasionadas por los incendios, Justiniano acotó que este tema corresponderá a las autoridades pertinentes. “Nosotros hemos venido aquí para trabajar”, añadió.

Justiniano agradeció a las instituciones y las personas particulares que colaboraron a la institución para hacer efectiva la recolección de indumentaria y de alimentos secos, que se realizó en tiempo récord de menos de un día ante la emergencia y la necesidad del personal que trabaja controlando los incendios, ya que incluso los guardaparques y los bomberos ya no tenían ni uniformes; explicó que muchas empresas a las que se acudieron para comprarles, les donaron sus productos o se los vendieron a precios de costos, a quienes agradeció su ayuda.

El fuego amenaza el cerro San Luis

El jefe de la Unidad de protección del parque de Tucabaca, Frank Frías, informó que hacen más de un mes que están en combate con el fuego; desde que se iniciaron los primeros focos de calor han controlado los pequeños, pero después fueron apareciendo más grandes en todo el municipio.

Consideró que este es un incendio de gran magnitud, y aunque gran parte se ha controlado, siguen con la labor para minimizarlo y en un futuro próximo liquidarlo en su totalidad.

Indicó que se habla de varios focos de calor en todo el municipio y esperan eliminarlo lo más pronto posible con el apoyo de las instituciones, porque ya está amenazando los límites del área protegida de Tucabaca, cuya serranía tiene las nacientes de agua que son el principal recurso para la población.

Recientemente han reportado otro foco de incendio por la serranía de San Luis, donde hay nacientes de agua, por lo cual actuarán lo más rápido posible para que no afecte a los humedales y no cause un daño ecológico al agua de Roboré.

Frías pidió tomar conciencia a la población y evitar prender fuegos, ya que de la serranía se cuida el agua, porque si baja va a enfermar a toda la población.

El cuerpo de protección del que está al mando se encuentra conformado con 14 personas que llevan luchando hace más de un mes contra el fuego.