Economía

Palabra: Mercado Bursátil

Las bolsas vuelven a caer pese al avance de los planes para estimular la economía global

Los mercados siguen nerviosos por la incertidumbre a lo que suceda con la economía de Estados Unidos. Los efectos de la pandemia de coronavirus se hacen sentir.

El megapaquete económico que avanza en Estados Unidos no termina de calmar a los mercados, que hoy retomaron las pérdidas tras dos días de buenas ganancias, según el portal ámbito.com.

Las bolsas europeas perdían más de un 2% tras dos días en alza, en un mercado preocupado por las cifras del empleo en Estados Unidos en el contexto de la pandemia mundial del nuevo coronavirus.

En Londres, la bolsa cayó un 2,61% en los primeros intercambios, en Frankfurt cedía 1,76% y en París perdía un 2,25%. También abrieron a la baja, alrededor de un 2%, las bolsas de Madrid y Milán.

"La tendencia negativa de la mañana se debe a la propagación casi descontrolada del virus en Estados Unidos y en particular en Nueva York, que se confina cada vez más", subrayó en una nota John Plassard, especialista en inversiones de Mirabaud.

En Asia, y tras dos días de ganancias espectaculares, la bolsa de Tokio terminó este jueves con una caída del 4,51%, con los inversores desanimados luego de que la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, instase el miércoles a los residentes a quedarse en casa este fin se semana ante una posible "explosión" de casos de coronavirus luego de que se registrasen 41 nuevos contagios. De su lado, Hong Kong perdió 0,74%, Shanghái 0,60% y Shenzhen 0,80%.

Koike dijo que la capital japonesa, hasta ahora a salvo de las draconianas medidas adoptadas en otras grandes ciudades del mundo, se encontraba en un "momento crítico" de contención del virus que ha confinado a más de un tercio de la humanidad.

"Las palabras de Koike cayeron como un balde de agua fría para los inversores", dijo el jefe analista de Daiwa Securities, Eiji Kinouchi.

"Las grandes ciudades de mundo, especialmente Nueva York, han sido golpeadas por el nuevo coronavirus y Tokio no debería ser una excepción", agregó Kinouchi a la AFP.