Negocios

Palabra: distinción

El proyecto “Mujeres Conectadas” recibe premio a la innovación

Este programa, implementado por Tigo y Crecer IFD, recibió el galardón como segundo mejor proyecto en el Premio InnovaTIC. Se capacitó a más de 187 mil mujeres, en ocho departamentos de Bolivia, para empoderarlas a través de la tecnología.

Apostar por el talento de las mujeres y reducir la brecha de género es un esfuerzo que tiene premio. Tras evaluar 140 postulaciones, el jurado de InnovaTIC Bolivia 2019 ha definido que el proyecto de Tigo y la Institución Financiera de Desarrollo Crecer es el segundo mejor en la categoría e-social, reconocimiento que ha sido posible gracias a los métodos innovadores y el impacto social de este programa.

El proyecto, denominado “Mujeres Conectadas”, es implementado de manera conjunta por ambas organizaciones desde finales de 2018.

“El objetivo del proyecto es brindar a las mujeres bolivianas más y mejores oportunidades de desarrollo integral a través de su inclusión al mundo digital”, explicó María Laura Mendoza, gerente de Marca y Comunicación Institucional de Tigo Bolivia.

“Nos alegra profundamente que el programa haya sido reconocido con un galardón tan importante. Sabemos que aún hay mucho por hacer y queremos aprovechar esta oportunidad para renovar nuestro compromiso con las mujeres bolivianas”, acotó.

El Premio InnovaTIC Bolivia es otorgado por la Fundación para el Desarrollo de las Tecnologías de Información y Comunicación en Bolivia (Fundetic), en colaboración con Naciones Unidas, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), Fundapro y el Ministerio de Planificación del Desarrollo.

Bajo el lema “Uniendo esfuerzos, cerrando brechas”, que se presentó en esta tercera versión de la premiación, las entidades organizadoras dieron su reconocimiento a los proyectos más exitosos de diferentes instituciones y empresas del país.

Hasta la fecha, el proyecto “Mujeres Conectadas” de Tigo y Crecer IFD ha permitido llegar a más de 187 mil mujeres de ocho departamentos de Bolivia: La Paz, Cochabamba, Oruro, Chuquisaca, Potosí, Tarija, Santa Cruz y Pando. Gracias a los esfuerzos desplegados en el último año, la empresa está cada vez más cerca de llegar a la meta de beneficiar a un total de 200 mil emprendedoras bolivianas.

Tal como explica María Laura Mendoza, “el proyecto nació para incorporar cada vez más mujeres a la economía digital, lo que ayuda directamente al crecimiento de Bolivia. Cuando el talento de una mujer se combina con la fuerza de las nuevas tecnologías, entonces las potencialidades son ilimitadas”.

Para lograr un alcance masivo, 24 facilitadores del proyecto capacitaron a 379 operadores de campo a través de 23 talleres presenciales. A su vez, este personal recibe una capacitación de refuerzo en línea mediante una plataforma digital que Crecer IFD ha desarrollado para ese propósito.

“Para Crecer IFD este proyecto significa llegar a las mujeres más vulnerables con otro tipo de alfabetización, en este caso la tecnológica, afirmó Nathan Robison, presidente del Directorio de Crecer IFD.

“El hecho de que el 75% de la clientela de CRECER IFD tenga teléfonos inteligentes nos ha hecho reflexionar sobre su importancia y el impacto positivo que se puede obtener en la mejora de la calidad de vida de la clientela y su familia”, apuntó.

Dinámica del programa “Mujeres Conectadas”

El equipo Tigo Sales School es el encargado de capacitar al personal de Crecer IFD en aprendizaje de adultos, destrezas y habilidades del facilitador, para que sean ellos los que impartan las clases a las alumnas. Las participantes reciben educación presencial y virtual. Además, Tigo provee la aplicación para las primeras sesiones educativas que se implementan en la Banca Comunal. En paralelo, la entidad financiera informa a su equipo sobre el alcance y los objetivos del proyecto que educa a mujeres en siete temáticas: mujer y tecnología, Internet y redes sociales, navegadores y buscadores, correo electrónico y aplicaciones, aplicaciones educativas y de negocio, seguridad digital y crianza digital.