Negocios

Palabra: Graneles

China implementa una certificación "Covid-19 free" para la soya y los exportadores dicen que es un pedido insólito

China es el principal comprador de soya del mundo y se espera que importe alrededor de 94 millones de toneladas en el año de cosecha 2020.

 

Industriales de Estados Unidos, Canadá y Brasil señalaron a Reuters que el gigante asiático implementó esta certificación para evitar que ingresen cargas que puedan comenzar un nuevo foco en China. Esto se relaciona también con el reciente brote de Beijing, que se inició en un mercado de alimentos.

Más allá de este pedido, a nivel internacional hay consenso sobre que el coronavirus no se transmite a través de los alimentos.

La semana pasada, proveedores extranjeros de carne y fruta dijeron que la Administración General de Aduanas de China les pidió que firmen declaraciones que garanticen la seguridad de sus envíos.

De hecho, productores de carne brasileños JBS SA, Minerva SA y Marfrig Global Foods SA firmaron declaraciones que decían que sus exportaciones están libres del virus.

Tyson Foods Inc, el mayor proveedor de carne de Estados Unidos, también firmó la certificación. En tanto, la autoridad aduanera de China dijo el domingo que suspendió las importaciones de una planta avícola de Tyson afectada por el coronavirus.

El Departamento de Agricultura y Comercio de los Estados Unidos recomendó a los exportadores de carne que tomen sus propias decisiones sobre si firmar las declaraciones. Por otro lado, una fuente dijo que el USDA aconsejó el viernes a los remitentes que no firmen las solicitudes.

Zhang Xiaoping, director de China del Consejo de Exportación de Soja de Estados Unidos, explicó que los esfuerzos para garantizar que las cargas estén libres del coronavirus provienen de las autoridades aduaneras locales.

Sergio Mendes, director general de la Asociación Brasileña de Exportación de Granos (ANEC), dijo que el grupo está preparando su respuesta: "La contaminación es prácticamente imposible ya que el proceso de carga del barco está casi completamente automatizado", dijo. "Estaríamos garantizando lo inimaginable", agregó.

El gobierno canadiense considera que las solicitudes de China vienen del sector privado y no recomienda a los exportadores firmar las garantías.

Charles Hurburgh, experto en calidad de granos de la Universidad Estatal de Iowa, señaló que hay más riesgo de que los trabajadores portuarios tengan coronavirus que la soja en si. "Nadie certificará ese riesgo, estoy seguro", dijo.

En Estados Unidos se preguntaban si China estaba usando esta certificación como una barrera comercial en el marco de la Fase 1 del acuerdo que se firmó en enero.

Richard Owen forma parte de la Produce Marketing Association, una asociación comercial global que representa a distintos eslabones de la cadena de alimentos, y señaló: "¿Qué esperan lograr con esto? Uno pensaría que estarían buscando todas las formas posibles atrasar los envíos en lugar de poner cualquier tipo de barreras para prohibir el comercio nuevamente".