Palabra: INDUSTRIA

Proyecto siderúrgico del Mutún tiene avance del 30% y se concretará el 2021

La ejecución física del proyecto siderúrgico del Mutún, en el departamento de Santa Cruz, tiene un avance del 30% y, a nivel financiero, llegó al 22%, informó el presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), Jesús Lara.
 
 
 
Lara explicó, en declaraciones a la agencia ABI, que, hasta el momento, la empresa china Sinosteel, encargada del proyecto, concluyó la instalación de campamentos, una planta de hormigón, otra de generación eléctrica y comenzó a colocar las fundaciones para la factoría de concentrados.
 
"Ya la ESM ha empezado con la ejecución del proyecto, tenemos ya un avance físico aproximadamente del 30%, ya tenemos concluidos los campamentos, todo lo que son las instalaciones auxiliares, tenemos una planta de hormigón de 150 metros cúbicos de capacidad, ya la empresa Sinosteel está haciendo las fundaciones para la construcción de nuestra planta de concentración", informó.
 
Además, Lara explicó que se abrieron 10 kilómetros de caminos de acceso a la zona y, tras concluir y aprobar el diseño de la factoría, comenzaron las gestiones para importar los equipos que necesitará el proyecto siderúrgico.
 
"Creemos que estamos dentro el cronograma, se están cumpliendo los plazos y estamos avanzando en base a lo planificado", aseveró Lara, al ratificar que se espera concluir la obra en 2021.
 
Por otro lado, precisó que hasta el momento se desembolsaron 105 millones de dólares para implementar el proyecto, lo que equivale al 22% del presupuesto total.
 
También detalló que el miércoles se aprobó un decreto supremo que autoriza adquirir un crédito de 80,1 millones de dólares del Fondo para la Revolución Industrial Productiva (FINPRO), que será el capital de arranque cuando concluya la obra.
 
Sinosteel debe construir, además de la planta, un complejo siderúrgico integrado para el proyecto, como un acueducto de 120 kilómetros para el suministro de agua desde el río Paraguay y un gasoducto de 15 kilómetros, por donde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) proveerá de gas a la factoría, según Lara.
 
La planta del Mutún producirá 194.000 toneladas anuales de laminados de acero, conocidos como barras de construcción, que servirán para cubrir al menos el 50% de la demanda interna del país.
 
Actualmente Bolivia importa en barras de acero alrededor de 300 millones de dólares al año, por lo que el país ahorrará al menos 150 millones de dólares con la puesta en marcha de la planta del Mutún, de acuerdo con cálculos de la ESM.