Palabra: ESTUDIO

Microsegmentar: ¿qué tipo de líder admiran los centennials?

Los centennials, personas nacidas después de 1995 (tienen hasta 24 años), actualmente ocupan hasta el 10% de las planillas laborales de algunas empresas en Bolivia y se prevé que van a aumentar un 10% en los próximos dos años. Es decir, son una generación a la que se debe tomar más atención porque son distintos a los millennials.

“Todos piensan que los millennials son todo. Se debe entender que centennials es una generación y millennials es otra y que hay que microsegmentar”, sostiene Denise Hurtado, CEO de Human Value,  refiriéndose a que en Bolivia todavía no hay prácticas de recursos humanos desarrolladas para centennials.

Ese fue uno de los motivos porque el Centro de Investigación de Human Value, junto a otras firmas aliadas, realizaron el estudio de entendimiento generacional “¿Cómo son los centennials bolivianos?”.

Un 93% de los encuestados quiere estudiar o terminar los estudios, trabajar (59%), viajar por el mundo (55%) y crear su propia empresa (53%). Son pragmáticos, realistas, a diferencia de los millennials que son más idealistas.

Si tuviera un ingreso fijo, un 31% lo ahorraría, un 23% lo usaría para ayudar a su familia y un porcentaje similar lo invertiría en pagar sus estudios.

Además, un 52% cree que ya descubrió su vocación, es decir, saben lo que quieren ser en el futuro.

“Quieren cumplir sus sueños, y tienen claros sus propósitos, no están perdidos. Tienen mucha seguridad de lo que quieren lograr”, agrega Hurtado.

El tipo de líder que admiran

Los centennials admiran a los líderes tecnológicos, a sus padres y al entorno cercano, pero no creen en los políticos.

“Llama la atención que admiren líderes que tengan logros académicos, que tengan resultados y que a la vez tengan un hogar unido. Nunca vi eso en un millennial”, expresa Hurtado. Ellos quieren ver líderes que disfruten la vida, que no vivan para trabajar sino que tengan un balance vida-trabajo.

No quieren líderes controladores, sino ejemplares. El desafío está del lado de los jefes baby boombers y X: que entiendan que tienen que adaptar sus liderazgos.