Política

Palabra: Política económica

Áñez acusa al Gobierno de Evo Morales de "distorsionar" los indicadores económicos

La presidenta Jeanine Áñez señaló que el Gobierno del expresidente Evo Morales "distorsionó" los indicadores económicos de Bolivia, acción que, a su juicio, se convirtió en una práctica constante durante su gestión.

"El Gobierno anterior distorsionó los verdaderos indicadores económicos y esa se convirtió en una política de Estado de práctica constante durante el régimen totalitario de Evo Morales, que trataba de presentar un país que no existía", dijo la jefa de Estado en la clausura del Foro Empresarial que organizó la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (CAINCO) en la ciudad de Santa Cruz, según un reporte de ABI.

Para Áñez, la política del anterior Gobierno estuvo dominada principalmente por un fuerte déficit fiscal, debido a la expansión de la inversión pública concentrada en importaciones y el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos, situación que fue revertida en su gestión en el menor tiempo.

"Hemos logrado una reducción del déficit fiscal luego de cinco años consecutivos y se profundizó la disminución del déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos, dando señales de una corrección de los desequilibrios", afirmó.

La mandataria dijo que gracias a una oportuna intervención en las políticas económicas "hemos logrado estabilidad, aunque lo que hemos encontrado no es una economía transparente ni ordenada".

Respecto a las Reservas Internacionales Netas (RIN), Áñez informó que evidentemente hubo una baja a partir de 2014 debido al efecto negativo de los precios internacionales de las materias primas y el elevado déficit fiscal.

Sin embargo, dijo que al 31 de diciembre de 2019 las RIN alcanzaron a $US 6.468 millones, que representan el 16% del PIB, que "permite afirmar sin lugar a dudas, que vamos a mantener el régimen cambiario vigente y vamos a mantener estable el tipo de cambio".

Asimismo, aseguró que, de mantenerse los niveles de certidumbre y estabilidad en el país, se puede garantizar el índice de crecimiento más alto de la región, que este año se proyecta entre 3% y 3,8% según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).