lunes. 26.09.2022
RODOVIARIOS

Orión presentó los buses Marcopolo G8, el transporte interurbano del futuro

La G8 presenta un avance e innovación para la marca, con estándares únicos de seguridad, comodidad, conectividad, manejo y ergonomía, para pasajeros y conductores, además de poseer un diseño limpio y vanguardista que transmite una sensación de ligereza y aerodinamismo.
ORION-BUSES
Los buses G8 tienen un precio inicial de $us. 380.000, sobre este monto hay muchas variaciones en función de la configuración de las unidades y el equipamiento adicional que cada cliente desee añadir.

Orión S.R.L., realizó la presentación oficial en el país de la Generación 8 (G8) de los buses Marcopolo. La empresa boliviana es la encargada de la representación, distribución y asistencia técnica del mayor fabricante de buses interurbanos de Brasil, desde 1949.

La G8 presenta un avance e innovación para la marca, con estándares únicos de seguridad, comodidad, conectividad, manejo y ergonomía, para pasajeros y conductores, además de poseer un diseño limpio y vanguardista que transmite una sensación de ligereza y aerodinamismo. Todos los buses de esta generación son certificados según la norma europea R66, la misma que establece una serie de parámetros que aseguran que, en caso de volteo, la estructura de la carrocería se deformar de manera tal que asegure un espacio mínimo de supervivencia para los pasajeros.

Todos los detalles del vehículo fueron pensados cuidadosamente, a partir de un trabajo integrado realizado entre las áreas de Diseño, Ingeniería y Operaciones Industriales de Marcopolo. “Buscamos acercar los autobuses lo más posible al concepto automotriz en la estandarización de los procesos de fabricación y montaje. El resultado son buses enfocados en la calidad y rentabilidad para el operador, comodidad y conectividad para los pasajeros, así como facilidad de mantenimiento y reparación”, según palabras del director de Operaciones Industriales de Marcopolo.

Otra preocupación de la marca es la comodidad del pasajero, en este sentido, para hacer la experiencia aún mejor al abordar los G8, la empresa invirtió en investigación y desarrollo. Se rediseñó el ambiente interno prestando especial atención a temas como el ancho y el espacio entre asientos, la circulación dentro del vehículo, el tiempo de permanencia a bordo y el uso de equipos electrónicos. Desde esta percepción, se realizaron cambios como la creación de escaleras de acceso con escalones anchos, iluminación LED indirecta y un nuevo diseño del sistema de apertura de puertas, más eficiente y robusto.

Para ampliar el espacio interior y acomodar mejor a los pasajeros y el equipaje, se trabajó en diferentes frentes. Los asientos adquirieron una nueva estructura y diseño ergonómico, optimizando el espacio para las piernas. También se adoptó una nueva forma de distribución de las composiciones de espuma del asiento y del respaldo, con el fin de garantizar aún más comodidad y acogida. Otro punto pensado fue el sistema reclinable, que tiene una activación más fácil y suave, permitiendo numerosas posiciones según el biotipo del usuario.

“Las mejoras son muchas, pero el verdadero cambio va por dentro. La Generación 8 tiene nuevos materiales con menor peso y mayor flexibilidad/resistencia, lo que asegura al empresario transportista una mayor seguridad para el pasajero, menores costos operativos y mejores tiempos para los mantenimientos. Existen versiones dirigidas a mejorar la experiencia del pasajero, tales como monitores individuales en cada asiento, sillones relax que ofrecen servicio de masajes, iluminación indirecta y servicio de WiFi, entre otros”, mencionó Marcelo Valverde Gonzales, gerente comercial de Orión.

A su vez, el ejecutivo añadió que están habilitados nuevos opcionales en la motorización de los equipos, que detectan superficies sólidas alrededor del bus cuando está en viaje y determinan una distancia mínima de acercamiento a ellas, en caso de aproximación, el bus automáticamente frena previniendo colisiones por alcance. De la misma forma, hay sensores que detectan un manejo errático (característico cuando el conductor está con sueño) y en este caso, sacude el asiento del chofer para despertarlo y mantenerlo alerta.

Con certeza podemos afirmar que Bolivia dejó atrás aquella frase de “tan cómodo como viajar en avión”. Quien viajó en ambos medios de transporte puede dar fe que la experiencia de transitar en bus es de lejos más agradable y confortable. Y es que a diferencia del avión, estos buses están preparados para realizar viajes de 8, 12, 24 y hasta 48 horas,  por lo que deben ofrecer alternativas cómodas y placenteras a los pasajeros para conquistar sus preferencias.

Los buses G8 tienen un precio inicial de $us. 380.000, sobre este monto hay muchas variaciones en función de la configuración de las unidades y el equipamiento adicional que cada cliente desee añadir.

“Para esta presentación trajimos dos unidades, resaltando que son las primeras de su tipo en Latinoamérica (después de su presentación en Brasil). Las tenemos incluso antes que en otros mercados mayores como Chile y Argentina”, destacó Valverde, acotando que la primera unidad ya fue comprada por la empresa “El Fronterizo” que hace la ruta Yacuiba / Santa Cruz, mientras que la segunda unidad se encuentra en fase final de obtención del financiamiento”.

Valverde también comentó que para esta gestión se tiene la meta de comercializar 30 unidades G8. “Una vez se regularice el mercado del transporte en rutas nacionales (muy castigado por las restricciones de la pandemia) y se abran las fronteras para el transporte en rutas internacionales, esperamos colocar alrededor de 60 unidades anuales”, finalizó el ejecutivo.

Orión presentó los buses Marcopolo G8, el transporte interurbano del futuro
Comentarios