Gerencia

Palabra: industria

El impacto que ha recibido el turismo a nivel global por el Covid-19

La industria del turismo sin duda es una de las que mayor impacto ha recibido a nivel global por parte de la pandemia del coronavirus, tal como hemos destacado en ocasiones anteriores, según el WTTC, se estima que 75 millones de empleos y 2.1 billones de dólares en ingresos se perderán solo para este año.

Las estimaciones de viajeros internacionales por el mundo se mantienen a la baja en función del mes en el que se retomen las actividades para esta industria, así lo informo el portal Merca20.com,

Tal como se ve en el gráfico de arriba, el peor escenario llegaría si se retoman las actividades hasta el mes de diciembre pues ello implicaría una caída del 78 por ciento en el número de turistas a nivel mundial, lo cual se traduce en que solo unos 320 millones de personas estarían viajando.

Dados los datos anteriores, no es de extrañarse que esta sea una de las industrias más interesadas en retomar las operaciones tal como lo comienzan a hacer algunos negocios y otras industrias actualmente; sin embargo, el escenario de esta industria en particular es un poco más complicado pues muchas de las actividades para el desarrollo del turismo implican la aglomeración de personas, un elemento que puede impulsar la propagación del virus. Aún con ello, y sin una fecha clara, para los distintos negocios involucrados en este segmento no queda otro camino más que adecuarse a la llamada “nueva normalidad”, es decir, las nuevas condiciones bajo las que hay que operar mientras no exista una solución definitiva al problema del Covid-19.

¿Qué pasará con la industria del turismo en medio de la nueva normalidad?

Actualmente existen diversas proyecciones de lo que se puede esperar en el sector, las cuales coinciden en diversos aspectos que han retomado y destacado los medios. Por ejemplo, una de ellas, destacada por Expansión, es que la nueva normalidad traerá costos adicionales en la operación de las empresas que se deberán asumir; ahí mismo se destaca que es de esperarse que el retorno del turismo se genere de manera paulatina a medida que la demanda vaya creciendo la demanda y más rutas o destinos se vayan sumando.

En esa misma línea, el World Travel & Tourism Council estima que el regreso del turismo y los viajes se dará por etapas, teniendo primero a los viajes a nivel nacional y luego a los países vecinos antes de que se reanuden los viajes de larga distancia. Bajo este aspecto, la organización también estima que los viajeros más jóvenes, aquellos de entre 18 y 35 años, estarán entre los primeros en comenzar a viajar nuevamente.

Bajo la operación en medio de la nueva normalidad, otro punto que diversos entes destacan es la importancia de la cooperación entre el gobierno y el sector privado para establecer protocolos de salud que puedan proporcionar la tranquilidad que los viajeros y las autoridades necesitan, esto utilizando nuevas tecnologías, para ofrecer viajes en medio de la “nueva normalidad” sin complicaciones.

Lo que se puede esperar

A decir del medio especializado Travel Pulse, los aspectos anteriores tendrán como resultado los siguientes cambios (por mencionar algunos) en apartados como los hoteles, los aeropuertos e incluso los operadores de cruceros:

En el caso de los hoteles, se estima que muchos ya están desarrollando una nuevas tecnologías digitales para hacer el check-in, agregando estaciones de desinfección de manos, pagos sin contacto físico, así como cambios en espacios como los gimnasios y más.
Para los aeropuertos, la estimación es que estos comiencen a hacer pruebas de Covid-19 a los viajeros, al tiempo que se impulsará el distanciamiento social en las salas de espera y durante el proceso de abordaje, permitiendo así que los vuelos sean más seguros. Los aviones también estarán sujetos a regímenes de limpieza intensiva. Y estas medidas se combinarán con el rastreo de contactos, a través de la apps móvil, que permitirá un mayor nivel de seguridad.
Finalmente, en el caso de operadoras de cruceros, las cuales llamaron la atención por la experiencia que tuvieron al inicio de la pandemia dada la falta de preparación y conocimiento, se estima que ahí se tomarán más medidas para garantizar que los cruceros estén libres del coronavirus, ello implicará que posiblemente el personal deba usar guantes en todo momento, que luego se cambiarán con frecuencia, y que la limpieza de las habitaciones sea con mayor frecuencia.
No obstante, si existe un ente que puede dar una idea más clara de cómo estarán funcionando las cosas ese es la OMT. A decir de la OMT (Organización Mundial del Turismo), es tiempo de que se reinicie esta industria pues sus datos revelan que ya varios países de todo el mundo están comenzando a reducir las restricciones de viajes y están trabajando de la mano del sector privado para establecer las condiciones adecuadas para el retorno.

Para darse una idea de cómo serán las cosas, recientemente este ente lanzó algunas directrices mundiales para reiniciar el turismo donde se describe la hoja de ruta y prioridades para el sector y sus distintas vertientes en los próximos meses, desde proporcionar liquidez a las empresas vulnerables, hasta abrir fronteras y coordinar nuevos protocolos y procedimientos de salud.

Por ejemplo, en el caso de la gestión de fronteras, una de las acciones a desarrollar será proporcionar información confiable, consistente y de fácil acceso sobre restricciones de viaje y protocolos tanto para el sector privado como para los viajeros.

Para el sector privado, una medida será el rediseñar procesos hacia más operaciones digitales sin contacto en todos los puntos de encuentro posibles.

En el caso de los viajes por aire, la OMT destaca que puede haber acciones como proveer cubrebocas a los pasajeros y el crew para que las usen en todo momento durante el vuelo. También se contempla simplificar la restauración y otros procedimientos que reducen el movimiento de la tripulación y la interacción con pasajeros. E incluso se contempla la reducción de los objetos en cabina, como materiales impresos, souvenirs y equipaje de mano.

Para el caso de las empresas en el sector de la hospitalidad, algunos de los líneamientos establecidos son: aumentar la frecuencia de limpieza en áreas comunes y superficies de contacto, mantener habitaciones libres para posibles huéspedes infectados o aquellos que ya estén en cuarentena y el implementar el check-in sin contacto.

Pensando en los operadores turísticos y agencias de viajes, algunas de las medidas a seguir para apegarse a la nueva normalidad serían el facilitar el canje de cupones internacionales por paquetes y productos locales / nacionales, implementar protocolos de salud y seguridad y promover la comunicación digital. Además, a corto plazo se buscará que solo incentiven el turismo interno, los viajes cortos y las visitas a destinos cercanos.

Por último, en destinos como atracciones o parques temáticos, la nueva normalidad para el turismo consistirá en permitir que las personas disfruten de las instalaciones y se aliente el uso de cubrebocas o cubiertas faciales para los visitantes y el staff; también se planea reducir las áreas de contacto donde sea posible y desinfectar las superficies de alto contacto con frecuencia. Finalmente, se deberá gestionar la densidad de personas dentro de las instalaciones para mantener a las personas o familias y definir protocolos para el flujo de los visitantes y el uso de espacios comunes.

Sin duda lo que está por venir para el turismo es un escenario retador, el cual modificará muchas experiencias; sin embargo, será necesario adaptarse para que la industria pueda sobrevivir ante el “new normal”.