Palabra: MINISTRO Jorge Oropeza Terán

“Estamos en la posibilidad de invertir recursos del Estado y de la Comibol en el proyecto Guarayos”

En una entrevista exclusiva con Economy, el ministro de Minería y Metalurgia, Jorge Fernando Oropeza, reveló que para potenciar la minería en Bolivia, apuntan a abrir Bolivia al mundo de las inversiones. Por ello, encaran cuatro grandes proyectos mineros, dos en el occidente y dos en el oriente boliviano: Amayapampa, Mallku Khota, Madre de Dios y Guarayos. En este último, de producción aurífera, se estudia la creación de una empresa estatal que apuntaría a fortalecer las reservas del Banco Central. 

Además, en 15 días planean abrir el Centro de Investigaciones Minero Metalúrgicas (CIMM), en Santa Cruz, y la Dirección de Prospección y Exploración Minera, en Potosí.

Oropeza explicó que luego de que la captación de las regalías mineras tocaron suelo llegando en abril, como efecto de la pandemia, a solo $us 4 millones, en julio se volvió a recuperar subiendo a $us 66 millones. Con el reinicio de actividades mineras de 2.090 operadores mineros se proyecta un panorama alentador para este sector en lo que resta del año.  

Luego del periodo de cuarentena rígida en Bolivia ¿Cómo han fluido las operaciones mineras estos últimos meses? ¿Cómo está reactivándose el sector?

Para el mes de julio, una vez que se promulga la resolución triministerial, recibimos con mucho agrado la noticia del reinicio de las actividades mineras, de aproximadamente unas 1.372 actividades mineras. Pero a la fecha debemos indicar que han solicitado y han comunicado el reinicio de actividades mineras al Ministerio de Minería y Metalurgia 2.090 operadores mineros, en los que se incluyen 1.006 cooperativas mineras, 1.066 empresa mineras privadas y 18 empresa mineras estatales.

¿Se puede afirma que el 100% de los operadores mineros, de los tres sectores, están activando?

Estamos alrededor del 98 y 99% de las actividades mineras. Algunas mineras no están operando, por otros factores que no necesariamente son por efectos la pandemia.   

¿Cómo se está reactivando la producción minera y cómo esto ha repercutido en las regalías mineras?

Revisando las estadísticas y viendo el tema de regalías, que es lo que más importa a los departamentos y los municipios del país, en enero de este año, la distribución de las regalías en el país fueron de $us 107 millones. Sin embargo, como efecto de la pandemia, lo mas dramático fue en el mes de abril, que llegamos solo a $us 4 millones.

Pero para julio, que es un parámetro dentro del tercer trimestre del año, hemos tenido una captación de regalías mineras de $us 66 millones. Es una interesante recuperación, con datos que están comprobados por Senarecom (el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales). Esto nos genera una buena expectativa para el penúltimo trimestre del año, y hasta finales de septiembre estaremos en la posibilidad de medir y proyectar el último trimestre, que seguramente va a ser alentador, tomando en cuenta la comunicación del reinicio de actividades mineras de 2.090 operadores mineros.

¿Cuáles son los proyectos mineros que como Gobierno están proponiendo para esta gestión?

En la política de la presidente Jeanine Añez, lo queremos es romper de una vez por todas la estigmatización de que solo el occidente es minero y no así el oriente boliviano. En ese marco, hemos puesto mucho empeño en estos últimos tiempos y por lo tanto tenemos cuatro grandes proyectos para Bolivia.

El primero, sin duda es Amayapampa, que es un proyecto trabajado a diseño final y por lo tanto en este momento podríamos ofrecerlo y ofertarlo al mundo de las inversiones, porque precisamos la explotación de este yacimiento.

Paralelamente, a eso se ha trabajado el proyecto aurífero Madre de Dios, que también es un proyecto a diseño final que está en el oriente boliviano (Pando), precisamente en el marco de que el desarrollo minero sea también un desarrollo equilibrado entre regiones.  Para este proyecto trabajado a diseño final, estamos buscando las inversiones en el mundo.

Los otros dos proyectos que están a estudio y estamos prontos a ofrecerlo a las inversiones es uno que está en el occidente boliviano, que es Mallku Khota, con un componente interesante, que no solamente cuenta con yacimiento de oro, sino también de indio. Es un componente muy expectable.

El otro proyecto es el de Guarayos, en Santa Cruz. Son dos proyectos grandes en el occidente y dos en el oriente boliviano. Y para eso hemos tomado la decisión de implementar el Centro de Investigaciones Minero Metalúrgicas, el CIMM, que en los próximos 15 días lo estamos inaugurando en Santa Cruz.

Otra necesidad urgente, que vamos a implementar en el occidente, particularmente en Potosí, es la Dirección de Prospección y Exploración Minera, dependiente de dependiente de la Comibol, que también se inaugurará en los próximos 15 días.  

Entonces tenemos un equilibrio regional, sin descuidar ni el oriente ni el occidente, sino potenciando ambas regiones en el ámbito minero. Sabemos que tenemos poco tiempo en el Gobierno, pero queremos ser un Gobierno absolutamente responsable en lo que significa las inversiones y la tecnología en el sector minero de Bolivia.

Respecto a la minera Guarayos ¿Cuánto se prevé invertir y cuál será su producción aurífera?

Este es un proyecto que está en estudio, en plena elaboración. Estamos en la posibilidad de invertir recursos del propio Estado boliviano y de la propia Comibol en este proyecto Guarayos, precisamente por la importancia que tienen los yacimientos de oro. Tenemos que tener en cuenta que en la actualidad, la onza de oro ha gozado de una importante cotización internacional, que está sobre los $us 2000 y tiene una doble repercusión. Precisamente, el primer gran componente es en materia de exploración y explotación minera. El otro gran componente, para el Estado boliviano, es que con esta cotización, las reservas del Banco Central se sienten fortalecidas y robustecidas.

¿Cómo proyecta que va a terminar este año para el sector minero? ¿Se va a ir estabilizando la producción?

Esa es nuestra gran esperanza y ese es nuestro gran esfuerzo. En los primeros días de octubre vamos a tener una importante convocatoria a las inversiones, estamos ya trabajando en aquello, porque precisamente no queremos quedarnos con los brazos cruzados. Algo que al día de hoy me satisface mucho es, por ejemplo, que la Silver Elephant Mining está apostándole todo el empeño para la inversión también en Mallku Khota, es un yacimiento muy grande, muy interesante.

A la misma empresa, en materia de exploración, estamos dándole la autorización para que realice las actividades en Pulacayo.

Estamos trabajando por uno y otro sector con el objetivo de garantizar no solamente las inversiones con alta certeza y seguridad jurídica, pero fundamentalmente abriendo las puertas de Bolivia al mundo de las inversiones. Tenemos mucha responsabilidad, le hemos puesto mucho empeño estos dos últimos meses porque queremos precisamente cambiar la imagen de Bolivia, esa Bolivia minera pero con certeza y seguridad jurídica y con una gran apertura a la inversiones y la tecnología en materia minera.

¿Existen planes para las inversiones en tecnología?

Nosotros estamos detrás de una tecnología que nos parece importante, que nos ofrece producir de 30.000, 60.000, 90.000 y hasta 120.000 toneladas año, como son los reactores plasma, eso en materia de producción. Es una tecnología que está enamorando al mundo y no podía dejar de ser apreciable para nosotros.

En materia de exploración minera, estamos viendo el radar en E12, que nos parece interesante. Hemos recibido una propuesta y estamos escuchando las propuestas de quienes proponen esta tecnología de exploración que está destinada al oro, el cobre, al zinc y al agua.