sábado. 15.06.2024

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) informó que la bolivianización de las operaciones en el sistema financiero se mantiene firme. Destacó la preferencia que tiene la población boliviana en el uso de la moneda nacional en sus transacciones en el sistema financiero.

Sobre el particular, el Director General Ejecutivo de ASFI, Reynaldo Yujra Segales, señaló que la situación actual contrasta profundamente con lo ocurrido en la década de los noventa, cuando estuvo vigente el modelo neoliberal de la economía y existía una desconfianza de la población en la moneda nacional, pues el sistema financiero nacional estaba totalmente dolarizado.

En ese escenario, se limitó la efectividad de los instrumentos de política monetaria y cambiaria, e hizo que los ciudadanos estén permanentemente angustiados por la variación del tipo de cambio y el resguardo del valor adquisitivo de sus recursos.

Con la implementación del Modelo Económico Social Comunitario y Productivo la situación cambió drásticamente; se aplicaron medidas en diferentes ámbitos de la economía, incluyéndose entre ellas medidas orientadas a bolivianizar la economía, entendida ésta como el proceso por el cual los agentes económicos y la población en general utilizan de manera recurrente la moneda nacional, en sus transacciones económicas, fundamentalmente en las operaciones con el sistema financiero.

En ese contexto, Yujra resaltó que el cambio en la preferencia del uso de la moneda nacional es contundente y este hecho hoy se refleja en el comportamiento de variables relevantes del sistema financiero como los depósitos y la cartera de créditos, cuyos porcentajes de participación respecto del total son 85% y 99%, respectivamente.

Entre otra información que merece ser destacada, los depósitos en moneda nacional pasaron de representar el 15,7% en 2005 a más del 85% en 2022, con lo cual el monto de los depósitos en esta moneda es cercano a Bs180.000 millones.

En los últimos doce meses, entre mayo de 2021 y 2022, los depósitos en moneda nacional aumentaron en Bs11.375 millones, mientras que las captaciones en moneda extranjera solo lo hicieron en Bs1.535 millones.

Con relación al número de cuentas de depósito por moneda, la preferencia es mucho más clara, puesto que el 92% se encuentra en moneda nacional al 31 de mayo de 2022. Por otra parte, en la gestión pasada 2021 el incremento de más de 1 millón de cuentas de depósito se explica en un 100% por la apertura de cuentas en moneda nacional.

En el caso de la cartera de créditos, Yujra resaltó que los préstamos en moneda nacional, los cuales representaban solo el 7,5% en 2005, al cierre de mayo de 2022 superan el 99%.

Esto significa que de los Bs205.000 millones de bolivianos en créditos, más de Bs203.000 millones están en moneda nacional. Cabe  resaltar que en los últimos doce meses la cartera en moneda nacional aumentó en Bs13.693 millones, mientras que la cartera en moneda extranjera disminuyó en Bs228 millones.

En este contexto los prestatarios bolivianos pueden estar tranquilos, pues sus obligaciones crediticias se encuentran pactadas en la misma moneda en la que generan sus ingresos y no deben afligirse por las fluctuaciones del dólar estadounidense, como actualmente ocurre en varios países. 

Desde ASFI vemos que la reactivación económica que está en curso y el retorno a la senda del crecimiento económico, que es una realidad, permitirá mantener la estabilidad de nuestra moneda, lo cual se verá reflejado en la confianza de la población al momento de realizar sus operaciones en el sistema financiero, en el marco de los principios establecidos en nuestro Modelo Económico Social Comunitario y Productivo.
 

Cifras del sistema financiero reflejan la fortaleza de la moneda boliviana