martes. 18.06.2024

El Banco de Desarrollo Productivo (BDP) impulsa el desarrollo productivo y sostenible, con una fórmula que combina el financiamiento con la Asistencia Técnica. Desde el 2017, cuando el BDP empezó con estos servicios, hasta mayo del año en curso, benefició a 76.984 productores bolivianos, generando importantes impactos, informó el Gerente General, Ariel Zabala D.

La Asistencia Técnica, un servicio de asesoramiento y capacitación, fortalece las capacidades y habilidades de los productores. Además, genera procesos productivos eficientes, mayor rendimiento de productos, mejores oportunidades comerciales y muchas otras ventajas.

“En sinergia con las políticas públicas, el BDP dio un salto en 2017 y se convirtió en un banco de servicios no financieros, para mejorar la producción, que trajo consigo nuevos clientes y derivó en el crecimiento de la cartera”, explicó el Gerente General del BDP.

Hasta mayo de 2023, se apoyó a 46.040 productores con Asistencia Técnica Genérica, con talleres que son transversales a todos los productores y abarcan temáticas de: inclusión financiera, gestión administrativa, inclusión tecnológica financiera, entre otras.

En tanto que la Asistencia Técnica Especializada, un servicio de asesoría, enfocada principalmente a clientes del BDP, se desarrolla gracias a múltiples alianzas con instituciones especializadas y el acompañamiento de técnicos locales, quienes conocen las características de cada zona o región y fortalecen los conocimientos de los productores.

Los sectores priorizados para el BDP, según el Plan Estratégico Institucional (PEI) 2022-2026, son: Alimentos (frutos, hortalizas, tubérculos y cereales) Cuero, Metalmecánica y Frutos Amazónicos. Las acciones en favor de estos cuatro sectores se enfocan en: acceso a mercado, industrialización con sustitución de importaciones, manejo agroecológico, uso de energías alternativas y otros.

El banco cuenta con herramientas de medición, que permiten tener líneas de base e indicadores que determinan si se ha mejorado en rendimiento, ingresos y calidad de los productos. Los programas de riego muestran que los beneficiarios han mejorado su rendimiento en 34,8%, en promedio. En el caso específico de los valles de Luribay y Sapahaqui del departamento de La Paz, donde se aplicó asistencia en riego para la producción de durazno, el rendimiento fue aún mayor y llegó a 38% de incremento.

Adicionalmente, el BDP cuenta con su incubadora de negocios BDP LAB que beneficia a emprendedores que requieren capital inicial y necesitan asesoramiento para el desarrollo de su plan de negocio. Es un servicio gratuito para emprendedores, siendo el único en Bolivia que está vinculado al financiamiento.

Desde su lanzamiento en octubre del 2019 a mayo de esta gestión, el BDP LAB apoyó a 5.288 emprendedores promoviendo el desarrollo de ideas de negocios de 1.219 productores, quienes accedieron a financiamiento a partir del producto financiero Emprende BDP.

La Asistencia Técnica del BDP mejoró la producción de 76.984 beneficiarios de todo el país