martes. 25.06.2024

Apenas hace falta escarbar un poco en la superficie del internet para ver cómo la pandemia de coronavirus ha afectado todos los sectores productivos en el mundo entero. Organismos internacionales proyectaban para este año que ya se acaba una inminente crisis. Y así fue, llegó, pero no en la misma proporción a todos los países. Pese a todo este panorama en la región latinoamericana los gobiernos mostraron sus intenciones de ingresar a una etapa de reactivación. En Bolivia por ejemplo hubo sectores que presentaron cifras esperanzadoras que muestran optimismo para un 2022 que se advierte como complejo.

¿QUÉ FUE LO MEJOR EN EL SECTOR DE HIDROCARBUROS?

“Lo mejor que se ha podido hacer este año ha sido establecer un plan, porque un plan nos pone un horizonte claro, además, se ha iniciado este plan, pero los resultados no son tan a corto plazo, porque son proyectos que demandan un cierto tiempo de ejecución. Estamos avanzando hacia lo que es la exploración, pero son tiempos técnicos que demoran”, así afirmó Raúl Mayta, Viceministro de Exploración y Explotación de Hidrocarburos.

La autoridad indicó que el sector espera encarar el proceso de actualización del factor de distribución de las regalías del campo Margarita-Huacaya, compartido por Chuquisaca y Tarija, frente a algunos cuestionamientos que surgieron en Sucre. Esta cartera de Estado reafirmó que la interconexión de los pozos Margarita X-10 y Boicobo Sur permitirá establecer con certeza técnica qué porcentaje le corresponde a cada departamento, y que la contratación de una empresa que calcule el factor depende de la producción que arroje el primer pozo, algo que ocurrirá recién a mediados de 2022. Y a propósito del próximo año, ¿Cómo lo proyectan?

“Esperamos que el 2022 sea un año de consolidación. Es un trabajo que hemos venido haciendo todo este año, en anteriores gestiones no se han generado proyectos exploratorios, y teníamos preparados tres para esta gestión y cero propuestas de perforación. Actualmente, estamos manejando 10 propuestas de perforación y se ha trabajado en 14 proyectos exploratorios, casi se han triplicado los anteriormente programados. Es lo que queremos, reactivar la exploración, reactivar la industria”, sostuvo Mayta.

2021, “LECCIÓN APRENDIDA” PARA LOS EXPORTADORES

Para los exportadores este año fue de aprendizaje con los sectores agropecuario/agroindustrial y forestal/maderero que no paran de crecer pese a la crisis de la pandemia; sin embargo y según su perspectiva, Bolivia no crece lo suficiente, ni tan rápido como se lo necesita, a este análisis llegó Demetrio Soruco, presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

“Según información oficial, el Producto Interno Bruto (PIB) boliviano acumuló un crecimiento del 9,4% en el primer semestre del 2021; pero, dada la debacle del 2020 en igual lapso (-13%), tal crecimiento es insuficiente: ni creciendo al 5,5% este año, como dice el Banco Mundial, la economía será del tamaño del 2019; debemos crecer al 7% o más, sostenidamente, para recuperar los empleos perdidos y revertir el recrudecimiento de la pobreza; manejando bien el comercio exterior, se lo puede hacer, pero debemos trabajar Gobierno y empresarios, mientras más rápido mejor, pues el tiempo apremia”, indicó Soruco.

Desde el IBCE sostuvieron que las exportaciones bolivianas hasta octubre crecieron 65% en valor y 12% en volumen, superando a las importaciones que subieron 31% y 32%, respectivamente, lo cual generó un superávit de 1.584 millones de dólares. Afirmaron que la gestión 2021 debe marcar un punto de inflexión para el sector externo boliviano, siendo que ha sido deficitario entre 2015 y 2020, restando 5.000 millones de dólares a las RIN.

El Presidente del IBCE, recomienda combinar 4 medidas de bajo costo y alto impacto: “Una política de promoción selectiva de exportaciones, enfocada en sectores de rápida reacción en inversión, producción y generación de excedentes, como el agropecuario/agroindustrial y el forestal/maderero, garantizando la libre exportación y el pleno uso de la biotecnología en el agro; una política de sustitución competitiva de importaciones, sin sobreproteger, con medidas asertivas, como aumentar la compra de etanol por parte de YPFB, y dar incentivos al agricultor para que produzca materias primas y el sector privado pueda fabricar biodiésel a la brevedad posible; una política de combate frontal al contrabando, con una alianza público-privada, involucrando a toda la sociedad civil; y, una política de incentivo al consumo del producto nacional para recuperar el mercado interno. Con estas 4 medidas, podemos crecer al 7% sostenida y sosteniblemente, generando cientos de miles de empleos”, indicó.

AGROPECUARIOS VEN VAIVENES Y CAMBIOS PERMANENTES

Para el sector agroproductor el 2021 fue un año histórico: las cifras muestran que estuvieron por encima de el de hidrocarburos, liderando el aporte al Producto Interno Bruto (PIB), y estimando un 2022 con mejores días, especialmente en granos y exportaciones de carne bovina. Sin embargo, desde la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) señalan que, por tercer año consecutivo, la superficie cultivada está estancada. "No tenemos un crecimiento sostenible o sustentado en lo que es la superficie sembrada, se ha logrado un crecimiento muy breve de apenas un 1,49 % con relación a 2020, debido a las inclemencias del tiempo, especialmente la helada y la sequía", indicó Oscar Mario Justiniano, su presidente.

Señaló que entre las mayores inversiones que hicieron se encuentran los biocombustibles, pues se ha realizado una apuesta muy fuerte e importante en el sector cañero, específicamente en lo que respecta a los ingenios.

"Necesitamos de forma imperiosa la utilización y la investigación de nuevos elementos biotecnológicos, tanto en soya como en la utilización de la semilla genéticamente modificadas en maíz, caña de azúcar y algodón, con el objetivo de mejorar la productividad, los costos de producción y estabilizar la demanda interna y proyectar en los mercados internacionales", dijo Justiniano.

LA CIFRA:

260 millones de litros de etanol
proyecta producir YPFB con los productores cañeros

 

 

 

2021, así termina la gestión de tres sectores