domingo. 21.04.2024

El crecimiento de la empresa y la necesidad de contar con divisas han acelerado los planes de la compañía de helados más grande de Bolivia, que ultima aspectos productivos y logísticos para llegar a otros mercados, adelantó el Gerente de Desarrollo, Negocios y Control de Calidad de Delizia, Horacio Vera Loza.

“La coyuntura es retadora porque, a diferencia de crisis pasadas, es la primera vez que tenemos una crisis por una moneda extranjera de la que también dependemos la mayoría de las empresas. Pero ante la crisis emergente también hay nuevas oportunidades”, dijo Vera Loza.

Fundada en 1981, Delizia es empresa especializada en la producción y comercialización de productos lácteos, que posee una participación de mercado que oscila entre el 50 y 60%. Inició su actividad industrial con la elaboración de helados, pero hoy produce también bebidas lácteas, yogurt, jugos y agua. Al momento, es una de las 50 empresas más grandes de Bolivia y líder en el mercado de los helados, muchos de los cuales fueron premiados a nivel internacional.

“Como empresa referente boliviana, por supuesto que estamos preparados para afrontar esta crisis (…). Así como con la pandemia aceleró muchos proyectos de digitalización, pues ahora con la situación de la moneda estadounidense ya estamos viendo qué productos vamos a poder exportar. Como empresa, queremos ser un protagonista principal en esta actividad”, sostuvo el Gerente de Desarrollo, Negocios y Control de Calidad. 

Este paso fuera de las fronteras se dará a través de la participación activa de la compañía en ferias internacionales, en las que se prevé cerrar acuerdos de exportación, y con la coordinación con otras industrias para el desarrollo conjunto de productos.

Los productos a promocionar fuera de Bolivia son “los que actualmente tenemos, así como nuevos que estamos viendo. Dada la necesidad de contar con dólares, nos estamos metiendo a rubros que no conocíamos, apoyados en la fortaleza de nuestra marca”, afirmó Vera Loza, quien es parte de la segunda generación de los fundadores de la empresa.

Desde marzo de 2023, el país registra una menor disponibilidad de dólares producto de múltiples causas, entre las que está la reducción de las reservas internacionales. El Gobierno asegura que la situación está bajo control, en tanto que empresas y analistas no ven una solución a corto plazo.

La necesidad de contar con la divisa estadounidense es decisiva para Delizia, ya que los necesita para importar los insumos necesarios para su cadena productiva.

“A diferencia de otros países de la región, Bolivia está limitada en cuanto a la autosuficiencia. Dependiendo de la industria, las importaciones están por encima del 60% y en Delizia ese porcentaje es de más de 70%”, indicó Vera Loza.

El ejecutivo considera además que el país cuenta con excelentes productos que las empresas pueden ayudar a valorizar, no solo a través de la exportación, sino también mediante la industrialización. “En Bolivia, somos expertos en exportar materia prima, pero ya nos toca también exportar productos con valor agregado”, dijo.

La compañía boliviana forma parte de la International Ice Cream Consortium (IICC), una asociación internacional de desarrolladores independientes de helados que agrupa a fabricantes de América, Europa y Asia.

Industria de lácteos y bebidas Delizia cruzará las fronteras en busca de divisas