jueves. 13.06.2024

Sin genética no hay mejora productiva ni producción sostenible. La Asociación Boliviana de Criadores de Cebú (Asocebú), entiende a la perfección esta premisa y gracias a una tecnología de primer nivel, con alto valor agregado en su proceso, hoy es un referente internacional del sector. A tal punto que en los días de Expocruz, organizaron el Primer Congreso Mundial de Criadores de Cebú, a la par con la Primer Rueda de Negocios del Cebú Internacional. Su presidente, Yamil Nacif Nacif, conversó con nosotros y dio detalles importantes de producción de carne y exportación.

—¿Cuánto tiempo le ha llevado a Asocebu llegar al nivel actual de producción ganadera?
Este año Asocebu cumple 48 años trabajando en el mejoramiento genético de la ganadería y esto repercute en la calidad de la carne que hoy tenemos en Bolivia, cumpliendo estándares de exportación, apoyando la ganadería comercial con los toros puros y esto provoca una mejoría en nuestros niveles de productos cárnicos.

—¿A dónde se exporta la carne y la genética boliviana?
Actualmente Bolivia está exportando carne a Rusia, China, en menor proporción a Perú y a nivel de genética que es lo que nosotros hacemos, muy poco a Brasil, pero hemos venido trabajando arduamente con el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e inocuidad Alimentaria (Senasag), a los cuales les estamos muy agradecidos y estamos abriendo los mercados de Colombia, Ecuador, Argentina y ya tenemos solicitudes de Centroamérica para poder exportar genética. Países como Honduras, Guatemala, El Salvador, Costa Rica y Panamá, son los que tenemos en puerta para exportación de genética y para complementar esa exportación que venimos a desarrollar, en septiembre hemos tenido la Primer Rueda de Negocios del Cebú Internacional, que por primera vez nos saca a los bolivianos como exportador de genética y focaliza todo eso en la ciudad de Santa Cruz

"La Primer Rueda de Negocios del Cebú Internacional nos posicionó como exportadores de genética"

—¿Se están cumpliendo las metas y objetivos?
Hemos sentido respaldo en estas últimas actividades, tanto de los entes públicos como así también de los privados, hoy la ganadería boliviana ha dado un giro completo con ventas internacionales, esto refleja que las metas se están cumpliendo. Tienen que conocernos, tienen que conocer nuestra ganadería, nuestra genética, que por cierto ha sido muy resaltada, los animales, las razas, todo lo que en el sector tenemos en el país es de nivel y esto permite que se estén realizando negocios internacionales y segundo la experiencia que ellos transmiten de Bolivia es alegría, gratitud, comodidad y eso se replica porque ya varios países se están inscribiendo para volver el próximo año.

—¿Cómo nace la idea de organizar un congreso mundial del sector en Bolivia?
Esto nace por una solicitud que hacemos como Asocebu a la Federación Internacional de Criadores de Cebú (FICEBU), en octubre del año pasado, con el objetivo de desarrollar  por primera vez en el mundo un Congreso Mundial de Criadores de Cebú, de todas las razas, nelore, nelore mocho, brahman, gyr, girolando, etc. Todo junto y en un solo lugar, para crear algo inédito y con el apoyo de todos los socios y sobre todo de la directiva se vino desarrollando y madurando esta idea. Se realizaron disertaciones técnicas internacionales y este es un compromiso que tiene Asocebu con todas las asociaciones ganaderas, el darles actualización y capacitación técnica. Contamos con expertos de Sudáfrica, India, Brasil, Estados Unidos, Centroamérica, entre otras regiones, entonces esto ha permitido que tengamos salas llenas.

—¿Qué cifras deja esta actividad internacional?
Estuvieron dieciocho países y veinticuatro miembros en total visitándonos, son más de quinientos ganaderos confirmados, de los cinco continentes, fueron 6 días de actividades, con tres días de juzgamiento y seis visitas a campo programadas.

PERFIL
Yamil Nacif Nacif nació en la ciudad de La Paz en 1979. Sus primeros estudios los realizó en Santa Ana del Yacuma, Beni, egresando como bachiller en la sede de Gobierno para luego licenciarse en Ingeniería Comercial y Administración de Empresas en la ciudad de Santa Cruz, está casado y tiene dos hijas. Ha construido toda una carrera en el sector pecuario y es el actual presidente de la Asociación Boliviana de Criadores de Cebú.

“La ganadería boliviana ha dado un giro completo con las ventas internacionales”