martes. 18.06.2024
INAUGURACIÓN

Hidrobag Bolivia revoluciona el mercado con las innovadoras bolsas orgánicas que preservan el medio ambiente

La empresa boliviana fabrica bolsas realmente biodegradables, que tienen un origen 100% natural, puesto que provienen de un biopolímero que se extrae del almidón de la yuca. Estos productos, al ser amigables con el medio ambiente, permiten la reducción de la contaminación, la disminución de las emisiones de CO2, además de la preservación de la flora y fauna. 
Hidrobag, fábrica de bolsas ecológicas
Hidrobag, fábrica de bolsas ecológicas

La empresa Hidrobag Bolivia innova con la producción de diversos tipos de bolsas orgánicas fabricadas a partir de polímeros naturales respetuosos con el medio ambiente que después de su uso se convierten en abono. De esta manera, desarrolla y disponibiliza soluciones ecológicas que permitan reemplazar las bolsas de plástico, uno de los principales contaminantes en el país.   

“Como grupo corporativo llevamos en nuestros genes la innovación, la eficiencia y el cuidado del medio ambiente; esto nos ha permitido siempre estar a la vanguardia en el desarrollo de tecnologías que vayan de la mano con dicho objetivo”, manifestó Ibert Ayala Cortez, gerente general de la industria nacional.

Ibert Ayala Cortez, gerente general de Hidrobag
Ibert Ayala Cortez, gerente general de Hidrobag

La empresa opera en el Parque Industrial Latinoamericano (PILAT) desde septiembre de 2022 donde ha instalado una planta con una capacidad máxima de producción de 36 toneladas mensuales de producto terminado. Conforme la demanda vaya creciendo, la empresa tiene proyectada una expansión modular incorporando más líneas de producción. 

Las inversiones de la empresa en el área de Investigación y Desarrollo permitieron desarrollar una solución alternativa a través del uso y aplicación de biopolímeros que cumplen funcionalmente con las características de una bolsa común, pero que, al ser naturales, los mismos se pueden reintegrar a la naturaleza de manera natural en un periodo máximo de 180 días, a diferencia de los polímeros de origen fósil (bolsas de plástico), que pueden tardar entre 100 y 400 años en degradarse.   

Corte de cinta tradicional con los principales ejecutivos de Hidrobag, que da por inaugurada la fábrica de bolsas ecológicaa
Corte de cinta tradicional con los principales ejecutivos de Hidrobag, que da por inaugurada la fábrica de bolsas ecológicaa

Estas bolsas además de ser biodegradables, son compostables e hidrosolubles, vale decir que las mismas se pueden disolver en agua caliente a partir de los 80 grados de temperatura Hidrobag Bolivia elabora cuatro tipos de bolsas, cada una de ellas en diferentes tallas (S, M, L y XL) para atender a los distintos tipos de requerimientos del mercado masivo y empresarial. La bolsa Buybug es especial para supermercados, la Gripbag es normalmente usada en comercio de ropa y alimentos, la bolsa Trashbag para el recojo de basura y la Poopybag para los desechos de mascotas. 

Además, pueden atender pedidos especiales y personalizar tanto el largo, ancho y espesor de la bolsa, como las impresiones.  

Bolsas realmente biodegradables 

Hidrobag Bolivia produce bolsas que tienen un origen 100% orgánico, puesto que provienen de un biopolímero que se extrae del almidón de la yuca.  

Equipos de alta tecnología forman parte de la fábrica de bolsas ecológicas
Equipos de alta tecnología forman parte de la fábrica de bolsas ecológicas

“Es fundamental que el público sepa distinguir, realmente, entre un producto biodegradable versus productos que se comercializan como biodegradables. Nuestras bolsas son las únicas que al término de 180 días se reintegran a la tierra de manera natural en sus elementos básicos: carbono, oxigeno e hidrogeno”, explicó el gerente general de Hidrobag Bolivia.  

Estas bolsas son las únicas en el mercado que pueden considerarse como Biodegradables, ya que, además, cuenta con certificaciones internacionales acreditadas en laboratorios de Universidad Católica de Chile que acreditan que los productos son biodegradables, no son tóxicos y no tiene presencia de componentes fósiles. 
El aporte que Hidrobag Bolivia genera va más allá de un aporte económico. Se identifica plenamente como una empresa con propósito, es decir, tienen un componente social y ambiental fuerte en su esencia.  

“El éxito del proyecto Hidrobag en los próximos años representará no solo una expansión en el mercado, si no que también implicará que en los siguientes años habremos colaborado con la reducción de la contaminación, disminución de las emisiones de CO2, la preservación de la flora y fauna, entre otras acciones. Todo ello a través de generar conciencia en la disminución del uso de bolsas plásticas de un solo uso, y la adopción de nuevos materiales amigables con nuestro medio ambiente”, destacó Ibert Ayala.  

Hidrobag Bolivia revoluciona el mercado con las innovadoras bolsas orgánicas que...