martes. 16.04.2024

El Decreto Supremo 4680, que está destinado a regular la exportación del maíz, sorgo y azúcar a través de la emisión de certificados de abastecimiento interno y precio justo, también alcanza a los subproductos de estos alimentos, como ser las semillas de siembra, harinas, almidón, fécula, sémola y pelles de cereales entre otros.

Oswaldo Barriga, Presidente de la Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones de Santa Cruz (Cadex), indicó que estas limitaciones para exportar no solo nos hacen menos competitivos en los mercados internacionales, sino que nos puede cerrar esas ventanas de oportunidad para colocar productos bolivianos a buenos precios, los mismos que se reflejarán en los recursos económicos nuevos que ingresarían al país por medio de divisas.

"Hay dos cosas que Bolivia debe y puede en esta coyuntura de crisis mundial, exportar alimentos y promover inversiones. Bolivia, como importante productor de alimentos cada más requeridos por el mundo, debe realizar un esfuerzo coordinado entre sector público y privado, el mismo debe estar orientado a promover y facilitar los procesos de exportación de alimentos", afirmó el Presidente.

El otro puntal para la recuperación económica es promover las inversiones, afirma Barriga. En este momento muchos inversores están escapando de las zonas de guerra y otros de las consecuencias de la misma en sus propios países. Por eso están analizando lugares del mundo que generen verdaderas condiciones para la inversión y Bolivia puede ser un destino de las mismas.

"Con las exportaciones y las inversiones aseguramos dos indicadores vitales para la recuperación económica del país, la necesaria provisión de divisas que tanto requieren las arcas del Estado para cubrir las consecuencias de la guerra (alto costo de productos importados que se deben subvencionar, como ser hidrocarburos, trigo, entre otros) y sobre todo reactivar el empleo formal", dijo Barriga.

Por ello, urge reactivar las exportaciones del complejo cárnico: "Desde el mes de diciembre se está esperando que se habiliten nuevamente los cupos de exportación de carne. Ya prácticamente van a pasar tres meses y el Gobierno no determinó los nuevos cupos. Eso nos puede cerrar el mercado que se abrió con China y otros países de la región", señaló.

Reiteró que existe suficiente producción de alimentos para el mercado interno, el cual no corre el riesgo de desabastecimiento

Finalmente, el dirigente empresarial hizo un llamado al gobierno: “debemos buscar fórmulas alternativas a la regulación de precios para el mercado interno, ya que está comprobado que lo único que producen son desincentivos a la producción y en algunos casos que se aprovechen especuladores. Como Cadex, proponemos un gran pacto por las exportaciones, las inversiones y el empleo para reactivar a nuestro país y con ello posibilitar el crecimiento y desarrollo de todos los que habitamos en nuestro querido país”, finalizó Barriga.

Cadex: Mercados para exportación de alimentos están en riesgo por medidas restrictivas