jueves. 13.06.2024
GESTIÓN

Especialista alerta sobre impactos negativos de la minería en medioambiente y comunidades

En Bolivia, a pesar de contar con normas y convenios internacionales, la falta de institucionalidad adecuada presenta un desafío significativo. Las cooperativas mineras, con una fuerte presencia política, operan en un entorno donde la aplicación efectiva de la ley es inconsistente, afirmó Damián Jiménez, especialista en gestión ambiental minera.

MINERIA-CABILDEO
A pesar de los desafíos, el especialista mantiene la esperanza en una minería responsable y sostenible.

En Bolivia, la discusión en torno a la minería adquiere una nueva perspectiva gracias a voces como la de Damián Jiménez, especialista en gestión ambiental minera que compartió su visión y propuestas de una minería más responsable mediante un reportaje que publicó Cabildeo de La Paz.

Jiménez, en su entrevista, plantea la posibilidad de un enfoque que priorice la protección del entorno y los derechos de los trabajadores y vecinos. Sin embargo, esta visión optimista se enfrenta a la preocupación generalizada por los impactos negativos de la minería en el medio ambiente y las comunidades locales.

En Bolivia, a pesar de contar con normas y convenios internacionales, la falta de institucionalidad adecuada presenta un desafío significativo. Las cooperativas mineras, con una fuerte presencia política, operan en un entorno donde la aplicación efectiva de la ley es inconsistente.

Aunque algunas empresas cumplen con la normativa ambiental y laboral, el control diferenciado y la falta de supervisión gubernamental en algunos lugares plantean interrogantes sobre la efectividad de estas medidas.

“Hay un control diferenciado, es la ley del embudo, ¿no? Y yo te digo... por experiencia, cuando estaba en Inti Raymi , nosotros emitíamos informes semestrales y permanentemente había inspecciones de la gobernación de Oruro y del Ministerio de Medio Ambiente para ver que se cumplan las normas. (...) Pero obviamente esa presencia no es igual para todos y es inexistente en algunos lugares.” afirmó Jiménez.

Además, la demanda de minerales en mercados internacionales varía, lo que lleva a Bolivia a establecer conexiones comerciales con países que no exigen certificaciones de origen, como India o Dubái, donde las regulaciones son menos estrictas.

Por otro lado, está la trágica realidad de las muertes de mineros y las disparidades económicas entre los que se benefician económicamente y los que luchan por subsistir. El año pasado fueron casi 100 los mineros que murieron en Potosí.

“Yo conocí en Mapiri a un par de cooperativistas que en promedio sacaban al mes como $us 5.000 de ganancia líquida. Entonces, es un monto muy atractivo comparado con el salario promedio que gana cualquier trabajador. Pero también es el efecto de que no hay otras opciones.” cuenta Jiménez.

A pesar de los desafíos, Damián mantiene la esperanza en una minería responsable y sostenible.

“Yo soy un convencido de que la minería es necesaria en el país y que se la puede hacer de manera responsable. Y que la minería es necesaria, pero, siempre y cuando la hagas respetando el medio ambiente, respetando los derechos laborales, no contratando niños, se puede hacer. Es algo que el país puede hacer y debería hacer.” acotó.

Especialista alerta sobre impactos negativos de la minería en medioambiente y comunidades