miércoles. 29.05.2024
ENERO DEL 2024

Informe del BCB resalta estabilidad económica en un escenario desafiante

El documento técnico elaborado por el BCB de forma semestral que contiene el análisis del contexto internacional e interno; de las políticas monetaria y cambiaria implementadas; y de los resultados económicos alcanzados y las perspectivas. En general, el informe resalta la estabilidad de la economía boliviana en un escenario desafiante.
BCB-PRESIDENCIA-01
El Ente Emisor prevé que la economía nacional presentará un crecimiento del PIB del 3,7%.

El Banco Central de Bolivia (BCB) en el marco de la normativa vigente y de su política de transparencia, presentó este jueves 14 de marzo en el Paraninfo de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) el Informe de Política Monetaria (IPM) de enero 2024.

El documento técnico elaborado por el BCB de forma semestral que contiene el análisis del contexto internacional e interno; de las políticas monetaria y cambiaria implementadas; y de los resultados económicos alcanzados y las perspectivas. En general, el informe resalta la estabilidad de la economía boliviana en un escenario desafiante.

En la oportunidad, el Presidente a.i. del Ente Emisor, Edwin Rojas Ulo, dijo que el panorama económico de 2023 presentó retos por la ocurrencia de elementos tanto de origen externo como interno. “Particularmente”, aseveró, “el contexto internacional se caracterizó por la dinámica del proceso inflacionario internacional, contrarrestado por un ajuste sincronizado de tasas de política monetaria al alza, que, si bien puso freno a los niveles históricamente altos de inflación, también mermó de forma importante la actividad económica”.

Adicionalmente, agregó Rojas, las tensiones geopolíticas vigentes en el mundo aún ponen en riesgo la volatilidad de precios de materias primas importantes como la energía. Por otra parte, este escenario fue complejizado por elementos internos relativos a la especulación en el mercado cambiario y a eventos particulares del sistema financiero, indicó.

Más adelante destacó que ante estos desafíos y con el fin de mitigar posibles repercusiones económicas, “la actuación oportuna, eficaz y flexible del BCB fue determinante para mantener la estabilidad económica y del sistema financiero nacional”. De modo que la política monetaria fue ejecutada mediante el uso de instrumentos convencionales y no convencionales en línea con las necesidades de recursos del sistema financiero y de certidumbre tras el contexto generado por el ex Banco Fassil, explicó Rojas Ulo.

En ese sentido, afirmó que estas acciones oportunas permitieron la recuperación de los principales indicadores de intermediación del sistema financiero luego del proceso de solución de Banco Fassil. “Del mismo modo, a fin de atenuar las expectativas, el BCB respondió con celeridad, ampliando los mecanismos de dotación directa de divisas a la población, y distribución periódica de moneda extranjera a las Entidades de Intermediación Financiera, entre otras medidas”, remarcó.

En lo relativo al sector externo, el presidente del BCB indicó que los niveles de remesas familiares se mantuvieron en niveles importantes, así como las exportaciones, ambas con cifras destacables a pesar del contexto desafiante, coadyuvando así en la provisión de recursos a la economía.

Respecto de la deuda externa, Rojas dijo que ésta permaneció en niveles bajos y sostenibles, con métricas muy por debajo de los niveles internacionales establecidos y en cumplimiento del servicio de deuda.

Adicionalmente, el principal ejecutivo del BCB destacó también los niveles históricos de compra de oro en el mercado interno, entre otras acciones adoptadas en favor de las Reservas Internacionales Netas (RIN), que lograron estabilizarlas desde septiembre de 2023, contribuyendo a la estabilidad macroeconómica.

“De este modo, el BCB coadyuvó en alcanzar resultados en materia de crecimiento económico, empleo e inflación”, resaltó Rojas.

En el primer caso, dinamizado por la demanda interna, se obtuvo un crecimiento al tercer trimestre de 2,3%, el cuarto mayor en la región sudamericana; en el tema empleo, se alcanzó una tasa de desempleo mínima de fin de periodo de 4,2%; y en cuanto a la inflación, el país volvió a tener una de las tasas más bajas del mundo con 2,12%, cifra destacable en vista del contexto inflacionario internacional más complejo en el último decenio.

“Para la gestión 2024, el Ente Emisor prevé que la economía nacional presentará un crecimiento del PIB del 3,7% en consonancia a un aumento del nivel de precios acorde del 3,6%”, resaltó la autoridad del BCB.

Al concluir su intervención en la presentación del IPM Enero 2024, Rojas destacó que el BCB, en línea con su mandato constitucional de mantener la estabilidad del poder adquisitivo interno de la moneda para contribuir al desarrollo económico y social del país, ratifica su compromiso de continuar coadyuvando con la recuperación de la actividad económica y el bienestar social, buscando superar la adversidad del entorno macroeconómico interno y externo.

El IPM Enero 2024 se puede descargar libremente del siguiente enlace: https://bit.ly/IPMene24

Informe del BCB resalta estabilidad económica en un escenario desafiante