miércoles. 29.05.2024

Economía y tradición se sobreponen al paro, si continúa, durante los primeros días de noviembre. Un primer ejemplo, son los 160 artesanos y comerciantes que ya se asentaron en los parqueos del mercado Nueva Ramada en la zona sur de Santa Cruz.

“Nosotros confiamos en toda la población, que vengan, nos visiten a pesar de todo porque es la única fecha que uno puede recordar y recibir a los seres queridos que ya fallecieron. Es una fecha que no puede pasar desapercibida entonces esperamos que todos nos visiten”, indica Francis Ticona Lázaro, dirigente del sector masitas de Todos Santos del mencionado mercado.

¿Y no le asusta que la gente no asista por el paro? Ticona indica que son conscientes de la situación, pero que ella y sus compañeras deben continuar con su trabajo y, así, seguir adelante.

Todos Santos, es una fiesta popular en Bolivia que, sin embargo, genera un gran movimiento económico entre vendedores de flores y arreglos florales, panificadores, artesanos, constructores, pintores e, incluso, gente que se dedica a rezar en los cementerios.

¿Perderá el paro fuerza por esta fiesta?, la consulta es dirigida a la Sra. Elizabeth, una de las comerciantes de masitas de Todos Santos. Ella indica que no, que la gente, aún llegará a pie a los cementerios pues es la única fecha en que se tiene este encuentro con los seres queridos. “Incluso en años anteriores, donde había restricciones, yo fui al cementerio a pie a visitar a mis parientes”, explica.

Las vendedoras afirman que para atraer a los clientes, esta año lanzaron la novedad de la venta de dulces en distintos modelos y tamaños, para complementar la venta de guirnaldas masitas y thantawawas.

Pese al paro cívico, Todos Santos moviliza a comerciantes y creyentes