domingo. 21.04.2024

Ingenieros y técnicos calificados de YPFB Refinación S.A., operarán la Planta de Biodiésel I, informó el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen Tapia.  

“La planta será operada y mantenida en un 100% por manos bolivianas. Se trata de profesionales calificados en este rubro de YPFB Refinación que es nuestro brazo operativo que cuenta con experiencia en procesos industriales y petroquímicos como la conversión del aceite vegetal a biocombustible”, manifestó Dorgathen Tapia.

La primera planta de biocombustibles representa un hito histórico para Bolivia. La puesta en marcha contempla etapas de prueba y verificaciones dinámicas que permiten asegurar el correcto desempeño de todos los equipos y procesos necesarios para iniciar la producción de biodiésel.

“Obviamente se compra la tecnología de afuera. Los tecnólogos son los que supervisan el arranque de la planta estabilizando los equipos y capacitando a todo el personal para la utilización de los mismos”, mencionó la autoridad de YPFB.

La planta, ubicada en inmediaciones de la Refinería Guillermo Elder Bell, en Santa Cruz de la Sierra, tiene una capacidad máxima de producción de 1.500 barriles por día. Los primeros litros de biodiésel serán producidos en abril. La producción de esta planta permitirá generar beneficios económicos, sociales y ambientales para el país.

YPFB02

“Al usar los biocombustibles dejaremos el dinero en Bolivia. Con esos recursos se genera trabajo en la siembra, en la cosecha, en la logística, en el transporte, en el almacenaje y en la producción del biodiésel. Todo ese circuito genera un movimiento económico. Además de asegurar el suministro, se reducirá la importación y la subvención estatal al diésel”, acotó Dorgathen Tapia. 

La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) es una de las opciones que permitirá a YPFB contar con la materia prima. “A través de Emapa estamos haciendo la compra del aceite desgomado de soya y otros aceites vegetales disponibles en el mercado local, incluido el aceite usado de cocina”, añadió.

El aporte de esta planta contribuirá a reducir los volúmenes de importación de combustibles líquidos y se producirá un combustible más limpio y amigable con el medio ambiente, a partir de aceites vegetales que serán mezclados con diésel fósil.

Profesionales calificados de YPFB Refinación operarán la Planta de Biodiésel I