domingo. 23.06.2024

El ministro de Minería, Marcelino Quispe, informó que el 97% de los equipos que demanda el montaje del Complejo Siderúrgico del Mutún llegaron a Bolivia y que sólo resta el arribo del 3% para completar la parte técnica de equipamiento para su puesta en funcionamiento.

“Falta alrededor del 3 por ciento de equipos que lleguen al país para completar el montaje de la industria, con ello prácticamente estaría concluido la importación de equipos para la fundición del acero”, dijo la autoridad, informó ABI.

La construcción del Complejo Siderúrgico, ubicada en Puerto Suárez, Santa Cruz, presenta a la fecha un avance físico y financiero del 80% y cuenta con todas las condiciones para el montaje de equipos e iniciar pruebas de producción el próximo año.

El emplazamiento abarca 42 hectáreas y contará con siete plantas industriales: Concentración, Peletización, Reducción Directa (DRI), Aceración, Laminación, Central Eléctrica y Auxiliares, que representan una inversión de $us 546 millones.

El miércoles arribó a puerto Jennefer, el reactor de la siderúrgica que se constituirá en el “corazón” del complejo industrial.

“Ha llegado el equipo más importante de nuestro Complejo Siderúrgico y con ello podemos decir que esta obra ya es una realidad”, afirmó el presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), Jorge Alvarado.

El reactor pesa 175 toneladas, tiene un largo de 26 metros y un ancho de aproximadamente 7 metros.

Fue construido en México con tecnología de ese país, norteamericana e italiana, y formará parte de la Planta de Reducción Directa del Hierro (DRI), una de las 7 que componen el complejo industrial.

La construcción de la mega obra fue paralizada en 2020 por el régimen de facto de Jeanine Áñez; sin embargo, en junio de 2021, fue reanudada por instrucción del presidente Luis Arce.

Según datos oficiales, Bolivia importa por año alrededor de 450.000 toneladas de acero de Perú, Argentina y Brasil; considerando que el complejo siderúrgico producirá 200.000 toneladas anuales, la importación de ese material se reducirá en casi 50%.

La nueva factoría producirá barras corrugadas de acero y alambrón, las primeras son requeridas para la construcción y las segundas son materia prima para producir otros subproductos como tuercas, tornillos y clavos.

Siderúrgica del Mutún: el 97% de sus equipos para montar el complejo ya están en el país