sábado. 15.06.2024

La utilidad neta de YPFB, la principal empresa del país, se redujo en 71,9% en la gestión 2022

En 2021 la ganancia neta de la estatal petrolera (Casa Matriz) llegó a 1.196 millones de bolivianos, pero en 2022 descendió a 335,9 millones de bolivianos, según sus estados financieros. Analistas observan que las ventas mejoran por precios, pero la empresa aumentó sus costos por las importaciones y subvención de carburantes.

Planta de almacenaje de combustibles de YPFB.
La ganancia neta de YPFB Casa Matriz bajó de Bs 1.196 millones en 2021 a Bs 335,9 millones el año pasado, según los estados financieros de la estatal petrolera disponibles en su sitio web.

Luego de que en 2021 logró una fuerte recuperación, el año pasado la utilidad neta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) alcanzó a 335,9 millones de bolivianos, inferior en 71,9% a los beneficios obtenidos en la gestión precedente. Expertos atribuyen el descenso a mayores costos de la compañía en sus actividades.

Los estados financieros de la estatal petrolera Casa Matriz están disponibles en la página web de YPFB y muestran que por ejemplo en 2021 la ganancia neta había llegado a 1.196 millones de bolivianos, pero el año pasado bajaron a 335,9 millones de bolivianos. Este balance no toma en cuenta a las subsidiarias.
Los datos del estado de recursos y gastos corrientes reflejan que YPFB mejoró sus ingresos por venta de bienes y servicios en un 20,5%, de 34.694 millones de bolivianos en 2021 a 41.833 millones de bolivianos en 2022.

Los gastos corrientes en el período de análisis aumentaron de 38.706,2 millones de bolivianos a 56.015,4 millones de bolivianos, un 44,7% más. Dentro de esta partida sin embargo, no es el gasto en salarios y sueldos el que aumenta más ya que esto se mantiene en 459 millones de bolivianos y algo inferior a 2021. Lo que más aumenta son los costos de bienes y servicios de 36.328 millones de bolivianos a 53.074.7 millones de bolivianos, un 46% más y dentro de esta partida el costo de materiales y suministros es el que crece más hasta 52.702,6 millones de bolivianos, un 46,5% más.

En tanto que las transferencias al sector privado pasaron de 143,2 millones de bolivianos a 212,9 millones de bolivianos.

Análisis

El analista en hidrocarburos, José Padilla, opinó que en los resultados financieros de la estatal petrolera impactan los menores volúmenes de producción y exportación de gas y el mayor costo que está asumiendo la empresa en la importación y subvención de hidrocarburos. También influyen los costos de transporte y distribución.

“YPFB asume mayores costos en importación y subvención, gasto en planilla 100 y si bien tiene otros proyectos, estos aún no son rentables. Las ventas mejoraron por el precio internacional del petróleo, pero no llegan a compensar los costos”, apuntó.

El exministro de Hidrocarburos y analista del sector, Álvaro Ríos, manifestó que a pesar de los mayores ingresos obtenidos por YPFB en 2022, que obedece al incremento de los precios del gas natural a nivel externo, lo que más impacta en los resultados son las importaciones de diésel y la gasolina, tanto en volumen como en precio. 

“No olvidemos que se ha llegado a pagar casi 140 dólares por barril de diésel y gasolina importado que tienen sustento en la guerra de Ucrania que ha elevado el precio del petróleo, pero también los márgenes de refinación en el mundo que se fueron hacía arriba. Por eso es que la utilidad de YPFB sufre un  fuerte impacto, no es que hay mayor personal o ha hecho nuevos proyectos o inversiones fuertes”, puntualizó.

Según Ríos, esta tendencia va continuar porque a YPFB se le obliga a importar y subvencionar más combustible y es posible que este año se tenga que comprar del exterior Gas Licuado de Petróleo y eso contrasta con menores exportaciones de gas natural. “Eso va ser una constante en los balance y estado de resultados que nos va mostrando YPFB”, alertó.

Para el experto, la reducción de utilidades en YPFB o en cualquier empresa estatal tiene como efecto una menor distribución de dividendos en favor de los bolivianos, disminución de la capacidad de inversión y los más preocupante es que la tendencia persistirá.

Según datos de YPFB, en 2016 el costo de subsidio a la gasolina y el diésel era de 1.424 millones de bolivianos (204,5 millones de dólares). El presidente de la estatal, Armin Dorgathen, informó el pasado 23 de febrero que la subvención al diésel en 2022 llegó a 1.163 millones de dólares y a la gasolina 550 millones de dólares, es decir 1.713 millones de dólares como costo total. Es decir un aumento de 740% en seis años.

Las importaciones de combustibles pasaron de un valor de 228 millones de dólares en 2006 a 4.365 millones de dólares en 2022, es decir 1.814,6% más, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

El economista, Hugo Silles, opinó que una de las razones principales del descenso de las utilidades del “sueldo de Bolivia” es el incremento en los costos de materiales y suministros en 46% en YPFB.

“Los sueldos y salarios en la estatal petrolera se mantienen en torno a los 459 millones por año. Si se revisa en el balance la cuenta "transferencias al sector privado", esa es otra de las causas de la caída de las utilidades. Los ingresos de la empresa número uno del país suben, pero los costos suben más que los ingresos”, observó.

El economista indicó que esta información será parte del ranking de las 500 empresas más grandes de Bolivia.
El analista del sector hidrocarburos, Francesco Zaratti, indicó que en términos generales YPFB puede aumentar sus ventas por el factor precio, pero gran parte de eso es al mercado interno y otra menor al mercado externo. “Esto significa que el mercado interno que tiene precios subsidiados para los combustibles, el valor y la utilidad que puede sacar de esas ventas es cada vez menor y por otro lado los costos están aumentando porque también trabajando campos marginales, campos maduros, los costos son más elevados”, apuntó.

De esa manera dijo que la combinación de un valor de ventas y de costos mayores para la comercialización, provoca que la utilidad vaya disminuyendo.

El analista Alberto Bonadona, sostuvo que un descenso de más del 70% en las utilidades para cualquier empresa es algo “desastroso” y esto es fruto de todo aquello que no se hizo en su momento, mayor exploración petrolera. “YPFB no puede hacer exploración porque no tiene todos los recursos y espalda financiera de esto que es costoso, en este campo de los hidrocarburos se vuelve imprescindible la inversión extranjera porque son empresas que cuentan con el dinero, la tecnología”, precisó.

Señaló que en los resultados de la estatal es posible que influyan los menores volúmenes de venta de gas al mercado argentino, pero sobre todo los costos de importación de combustibles, porque además no hubo un control adecuado del contrabando.

Añadió que este año pueden mejorar algo los ingresos, porque se prevé menor importación, pero no será de forma importante.

El 25 de julio de 2022, Armin Dorgathen, presidente de la estatal, informó que YPFB Casa Matriz y nueve empresas subsidiarias generaron al cierre de la gestión 2021 utilidades netas de 1.319 millones de bolivianos.

En el período 2016-2021, la estatal petrolera arrojó ganancias netas por 4.561,09 millones de bolivianos.
Los  ingresos de la empresa número uno de Bolivia,  provienen de la comercialización del gas natural y la conquista de nuevos mercados externos para otros productos como Gas Licuado de Petróleo (GLP), urea y fertilizante. 

Producción de hidrocarburos en descenso

Para este año el Gobierno proyecta que la producción de gas natural seguirá a la baja y se espera alcanzar solo 37,43 millones de metros cúbicos día (MMmcd), según informó el Ministerio de Hidrocarburos en su Audiencia de Rendición Pública de Cuentas Inicial 2023.

Mientras que la producción de líquidos llegará a 33.710 barriles por día. Por la declinación de los últimos años de este hidrocarburo, Bolivia tuvo que importar más gasolina y diésel para atender la creciente demanda interna.

“En la gestión 2023, se espera que la producción de Gas Natural alcance los 37,43 Millones de Metros Cúbicos por Día (MMmcd) en un escenario optimista. Para 2023 la proyección de la producción de Hidrocarburos Líquidos alcanza los 33,71 Miles de Barrilles por Día (MBPD) en un escenario optimista”, precisa el Ministerio de Hidrocarburos. La estimación oficial en el escenario moderado y conservador aún es inferior.

La utilidad neta de YPFB, la principal empresa del país, se redujo en 71,9% en la...