jueves. 13.06.2024

YLB: hasta fin de año se conocerá la certificación internacional de las reservas del litio boliviano

Recientemente, el presidente Luis Arce anunció que Bolivia aumentó sus recursos de litio de 21 millones de toneladas certificadas a más de 23 millones de toneladas, luego de que se realizará la cuantificación adicional de dos millones de toneladas en los salares de Coipasa (Oruro) y Pastos Grandes (Potosí).

Litio-Bolivia
Australia, Chile, Argentina y China operan el mercado mundial y Bolivia sería el quinto país en entrar a la producción de litio

El presidente ejecutivo de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), Carlos Ramos, informó que, hasta fin de año, expertos internacionales certificarán la nueva cuantificación de las reservas de litio que, según estudios bolivianos, alcanzan a 23 millones de toneladas en los salares de Uyuni, Coipasa y Pastos Grandes que, por ahora, ponen a Bolivia como el reservorio más grande en el mundo.

Indicó que hay empresas encargadas de realizar una certificación en base a normativa internacional y para emitir una certificación deberán tomar en cuenta el trabajo de cuantificación que hicieron geólogos bolivianos y, seguramente, validarán los volúmenes cuantificados.

Recordó que ya antes 21 millones de toneladas de litio fueron certificadas por el Servicio Geológico de Estados Unidos, pero también existen empresas alemanas que están habilitadas para certificar las reservas de un país y se verá cuál es la empresa que pueda brindar un mejor servicio.

El jueves 20 de julio, el presidente Luis Arce anunció que Bolivia aumentó sus recursos de litio de 21 millones de toneladas certificadas a más de 23 millones de toneladas; luego de que se realizará la cuantificación adicional de dos millones de toneladas en los salares de Coipasa (Oruro) y Pastos Grandes (Potosí).

Ramos dijo que las reservas cuantificadas garantizan que Bolivia ingrese al proceso de industrialización con participación de empresas extranjeras que aceptaron el modelo soberano de Bolivia dentro la exploración, producción y comercialización del litio.

Señaló que Bolivia está pensando en la implementación de cuatro plantas de producción de carbonato de litio: dos en Uyuni, uno en Coipasa y otro en Pastos Grandes. Cada una de estas plantas están siendo diseñadas para que tengan una capacidad productiva de 25 mil toneladas, es decir, 100.000 toneladas al año, más las 15 mil toneladas que se producen en la planta del Salar de Uyuni.

Actualmente, Australia, Chile, Argentina y China operan el mercado mundial y Bolivia sería el quinto país en entrar a la producción de litio, más aún con el proceso de certificación internacional sobre las dos 2 millones de toneladas adicionales que se encontraron en los salares de Coipasa y Pastos Grandes.

Ramos manifestó que Bolivia está abierta a recibir más inversiones siempre que respeten el modelo soberano que significa aceptar que el dueño del litio es el pueblo boliviano, tomando en cuenta la importancia estratégica a nivel mundial.

Explicó que algunos países como Chile ya vendieron todas sus reservas y su producción y el nuevos requirientes no tienen un proveedor y esa es la ventaja de Bolivia en el contexto internacional donde las sociedades buscan garantizarse la provisión de litio y los nuevos compradores, la futura producción boliviana.

Indicó que Bolivia actualmente se encuentra en un proceso de instalación de sus plantas con una inversión de 2.800 millones de dólares que demanda el cumplimiento de una serie de etapas que está siendo asumidas por YLB para dar los resultados esperados.

De acuerdo al calendario, el año 2025 se iniciará la producción y en el Bicentenario, Bolivia ingresará a la industrialización del litio que será un pilar fundamental para la economía nacional.

YLB: hasta fin de año se conocerá la certificación internacional de las reservas del...