miércoles. 29.05.2024
CONSUMO

YPFB abastece la demanda incremental de las termoeléctricas y de la PAU

“La nueva estación de compresión Colpa (Fase 1) tiene una capacidad inicial de 34 millones de pies cúbicos día (MMpcd), lo que nos permite garantizar oportunamente la demanda incremental de gas natural para los mercados del centro y occidente del país. La inversión es de $us 5,4 millones”, señaló Armin Dorgathen, presidente de YPFB.

YPFB
En una termoeléctrica, la energía mecánica que se necesita para obtener energía eléctrica se obtiene del vapor formado al hervir el agua en caldera.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, a través de su subsidiaria YPFB Transporte, consolidó la implementación de la nueva estación de compresión Colpa Fase 1, cuya capacidad abastece la demanda incremental de gas las termoeléctricas del nodo Carrasco y de la Planta de Amoniaco y Urea (PAU), ubicadas en Cochabamba.

“La nueva estación de compresión Colpa (Fase 1) tiene una capacidad inicial de 34 millones de pies cúbicos día (MMpcd), lo que nos permite garantizar oportunamente la demanda incremental de gas natural para los mercados del centro y occidente del país. La inversión es de $us 5,4 millones”, señaló Armin Dorgathen, presidente de la estatal petrolera.

La autoridad explicó que la capacidad de esta nueva estación puede incrementarse para atender las demandas crecientes de las principales industrias de Cochabamba, Oruro y La Paz, de la Planta de Amoniaco y Urea de YPFB, las termoeléctricas de esta zona y el consumo general de la población.

En una termoeléctrica, la energía mecánica que se necesita para obtener energía eléctrica se obtiene del vapor formado al hervir el agua en caldera. El vapor generado tiene una gran presión. Las centrales termoeléctricas consumen gas natural para hacer la transformación del agua en vapor.

“Las estaciones de compresión son muy importantes en los sistemas de transporte de gas natural, estas instalaciones aumentan la presión para desplazar el gas a través de las tuberías”, precisó la autoridad.

Esta estación cumple con todos los estándares internacionales de seguridad, respetando al medio ambiente y garantizando la operación continua del sistema en beneficio de nuestra sociedad.

YPFB abastece la demanda incremental de las termoeléctricas y de la PAU