miércoles. 22.05.2024

Hace muchos años que un ingrediente de lo más común apunta a revolucionar el coche eléctrico gracias a baterías más capaces y baratas: el sodio. Ante la escasez de elementos clave como el litio o el cobalto, esta materia prima reclama su sitio porque es barata, abundante en sales de roca y salmueras, segura y químicamente similar al litio. Además soporta muy bien los ciclos de carga y descarga y gigantes chinos como CATL o BYD ya le han echado el ojo.

Pero Corea acaba de dar un salto hacia adelante con una nueva batería híbrida de iones de sodio con las características de la densidad de potencia de los supercondensadores. Esto es, recargas en segundos, informó el portal Motor Pasión.

Corea no se queda de brazos cruzados ante la hegemonía china

Investigadores del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea han desarrollado una batería híbrida de iones de sodio de alta potencia y capacidad de carga rápida. Recordemos que el sodio es 500 veces más abundante que el litio, pero enfrenta limitaciones fundamentales, como una menor producción de energía, propiedades de almacenamiento limitadas y tiempos de carga más prolongados.

Pero este nuevo sistema híbrido de almacenamiento de energía, explican, integra materiales del ánodo normalmente utilizados en baterías con cátodos adecuados para supercondensadores. Esta combinación permite que el dispositivo alcance altas capacidades de almacenamiento y velocidades de carga y descarga rápidas, lo que lo posiciona como una alternativa viable de próxima generación a las baterías de iones de litio.

Así, aseguran que este dispositivo supera la densidad de energía de las baterías comerciales de iones de litio y cuenta incluso con las características de la densidad de potencia de los supercondensadores, con una densidad de energía de 247 Wh/kg y una densidad de potencia de 34.748 W/kg. Hablamos de una densidad mayor que la que prometió en su momento CATL con sus baterías de iones de sodio (200 Wh/kg). China se convierte así en el mayor impulsor de esta alternativa al litio, pero tiene un gran problema: tiene que importarlo.

1366_2000

De las 20 fábricas de baterías de sodio ahora planificadas o que ya están en construcción en todo el mundo, 16 están en China, pero es en EEUU donde se encuentra más del 90 % de las reservas de carbonato de sodio de fácil acceso.

El hallazgo, que ha contado con el apoyo del Gobierno coreano, se espera que sea adecuado para aplicaciones de carga rápida que van desde vehículos eléctricos hasta dispositivos electrónicos inteligentes y tecnologías aeroespaciales.

Las baterías de sodio que se recargan en segundos quiere hacer realidad el coche...