sábado. 22.06.2024

La marca de automóviles deportivos de Italia, Ferrari, tiene una lista de espera de hasta tres años para algunos de sus codiciados vehículos y no analiza ampliar su producción para aplacar la demanda, así lo refleja el portal merca20.com.

En una entrevista a CNBC, el CEO de Ferrari, Benedetto Vigna, habló de la importancia de la exclusividad y del valor percibido por los clientes de la marca. Y dijo que a pesar de las presiones que tienen para aumentar las ventas y el volumen, no es ese el camino por el que irán.

Ferrari está disfrutando de un fuerte ascenso en el mercado bursátil, con un aumento del 44% en el precio de sus acciones durante el último año, superando incluso la valuación de gigantes automotrices como Ford o General Motors.

Sin embargo, el éxito financiero está basado en un delicado equilibrio que es la esencia fundamental de la marca: escasez y exclusividad.

La estrategia de marketing de Ferrari

Según Vigna, Ferrari “no solo es una marca de automóviles; es una expresión artística, una inversión y un símbolo de estatus”. La apuesta por la escasez y las ediciones limitadas, según Vigna, permite que los vehículos mantengan su singularidad y valor, generando un vínculo único con sus propietarios.

Aunque la capacidad de producción podría aumentarse, esta estrategia resultaría contraproducente al diluir el aura de exclusividad que define a la marca, según el CEO de Ferrari.

En 2022, la casa de Maranello produjo 13.221 automóviles, un incremento del 18,5% respecto de 2021.

Sin embargo, este incremento no logra satisfacer la gran demanda, evidenciada por las listas de espera que se extienden hasta tres años para algunos modelos como el Purosangue SUV y otros.

Incluso acceder a estas listas de espera es complicado, ya que la producción limitada no puede abastecer a todo el mercado.

Los orígenes de esta estrategia de marketing se atribuyen al fundador de la marca, Enzo Ferrari, que decía que la producción siempre sería inferior a la demanda del mercado. 

Igualmente, las diferencias entre oferta y demanda eran más moderadas en aquellos años, mucho menos pronunciadas que ahora.

Otro dato interesante que dio Vigna es que la marca tiene una nueva generación de compradores: un notable 30% de nuevos clientes tienen menos de 40 años.

Para Vigna, la marca Ferrari tiene su esencia en lo aspiracional que la rodea y en su posición como símbolo de logro.

El marketing de la escasez, el secreto del éxito de Ferrari