domingo. 21.04.2024

Si el final de 2023 estuvo marcado para Tesla por el sorpasso conseguido por BYD, quien le arrebató el puesto como mayor vendedor de coches eléctricos del mundo, el inicio de 2024 tampoco ha empezado del todo bien para la empresa de Musk. Según reporta en sus últimos resultados financieros, el primer trimestre del año supuso la primera caída de ventas interanual desde 2020, hace cuatro años.

En los tres primeros meses de 2024 logró distribuir 386.810 vehículos, un 20% menos que en el trimestre anterior. No obstante, las comparaciones siempre deben hacerse interanuales para restar el efecto de la estacionalidad, y ahí es donde está el indicador importante.

Un 8%. Es la caída que ha sufrido Tesla de un año para otro. Hace justo un año había distribuido 422.875 coches en ese primer trimestre. 36.000 vehículos más que ahora.

TESLA-CAIDA-02

La barrera psicológica de los 400.000. Es la primera vez que Tesla baja de ahí desde el tercer trimestre de 2022. Desde entonces siempre se había mantenido por encima.

Los culpables según Tesla. La empresa se refiere a la fase inicial de la producción del nuevo Model 3 en la fábrica de Fremont, que habría frenado la producción. También a los retrasos logísticos por el conflicto del Mar Rojo y el incendio que sufrió su fábrica de Berlín.

La empresa ya avisó que su crecimiento se ralentizaría en 2024 antes de que llegase la producción de nuevos modelos para 2025, pero no predijo una caída como tal. Tampoco los analistas, que de hecho esperaban ver un nuevo crecimiento,informó el portal web Xataka.

Los culpables más allá de los que dice Tesla. Empezando por la competencia, cada vez más dura en la misma medida en la que los fabricantes tradicionales van lanzando nuevos modelos eléctricos, van mejorando los que ya tenían… y las marcas chinas van ganando cada vez más terreno.

También pueden influir los modelos que se han abaratado, como el Mustang Mach-E que Ford rebajó en $us 8.000 en febrero para el mercado estadounidense y que compite directamente contra Tesla.

Y la cuestión China. No solo los fabricantes que siguen ganando fuerza en su mercado nacional y en los extranjeros, sino el fin de los subsidios que su Gobierno planteó. Los canceló a principios de 2023 para retomarlo poco después, pero este año entraron en vigor algunas reducciones de las ayudas y exenciones fiscales para su compra.

Este país es especialmente importante para Tesla: allí tiene casi una cuarta parte de su negocio y solo Estados Unidos le supera como mercado.  El gran éxito de BYD no le ayuda y ya contamos cómo está reduciendo su producción allí, un síntoma de su pérdida de influencia en el mercado chino, cuyos fabricantes siguen apretando.

TESLA-CAIDA-03

Teniendo en cuenta que la propia Tesla atribuye una parte del frenazo a la producción que se va centrando en su próximo modelo, es de esperar que de su éxito futuro dependa el sentido de la variación futura de sus ventas.

Pero para ver ese nuevo Model 2, o como se acabe llamando el esperado coche por debajo del precio del Model 3, todavía falta un poco más.

Tesla sufre su primera caída de ventas en cuatro años