domingo. 03.03.2024
SECTOR AUTOMOTRIZ

Valor de las importaciones de vehículos crece más de 13% en el último año

Luego de la pandemia, el sector automotriz no se ha recuperado al 100%, se encuentra operando al 80%. China y Japón son los principales proveedores de vehículos para el mercado nacional, según datos del IBCE. 
WhatsApp Image 2023-03-13 at 18.13.07 (1)
La importación de vehículos de origen chino creció un 14,05% en la anterior gestión, en relación al 2021

El valor de las importaciones de vehículos alcanzó la cifra de $us 840.060.946 millones el año pasado, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), procesados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). Esa cantidad, es un 13,4% mayor a la registrada el 2021.

Si se la comparada con los $us 885.870.939 registros hace cinco años (2018), el valor de las compras externas de motorizados cayó un 5,17%. La caída es aún más pronunciada (14,9%), si se lo coteja con el monto alcanzado en 2019 ($us 965.872.834 millones), el más alto en el último lustro.

A pesar de la ‘mejoría’ que presentó valor de las importaciones de vehículos en 2022, el sector automotriz aún no se ha recuperado en su totalidad luego de la pandemia.

“Aunque el mundo teóricamente ha vuelto a la normalidad, el sector automotriz no se ha recuperado al 100%, creo que estamos trabajando al 80%”, indicó Erick Saavedra, presidente de la Cámara Automotor de Bolivia (CAB).

Y es que, según el titular de la CAB, las fábricas se vieron muy afectadas por el tema logístico y la imposibilidad de elaborar algunos componentes por la falta de materia prima.  

A decir de Saavedra, en la actualidad todavía hay dificultad para acceder a los semiconductores, sobre todo desde China. Esto ocasiona que la producción de motorizados en los países americanos, europeos y Japón esté limitada.

El mercado boliviano

De acuerdo con el presidente de la CAB, el mercado de Bolivia es interesante para las automotrices, siendo el arribo de Astara (Ovando) una muestra de ello.

De igual manera, la compra de Imcruz por parte de la multinacional británica Inchcape es otra señal positiva para el mercado nacional de vehículos.

“Estimo que cuando el país alcance ventas de 100.000 unidades de vehículos al año (hoy no sobrepasan las 60.000 unidades) las fábricas llegaran directamente a Bolivia, se fusionarán distribuidores y será un mercado altamente competitivo”, dijo Saavedra.

Otro factor positivo para el sector automotriz boliviano es la llegada de la marca Vartra. “Estamos muy satisfechos porque Christian Automotors encara un nuevo reto empresarial siendo el nuevo representante de Valtra en Bolivia. Nuestro objetivo es acercar al cliente boliviano a una nueva línea de tractores de tecnología de punta, con nuevas y más eficientes soluciones para el sector productivo del país”, dijo Claudio Jacir, gerente de la marca Valtra.

Origen de los motorizados  

China y Japón son los principales proveedores de vehículos para el mercado nacional. Entre ambos, superan el 40% del valor de las importaciones.

El monto de las compras externas de motorizados desde China alcanzó los $us 252.132.845 millones el año pasado. Esa cantidad es un 14,05% mayor a la registrada en 2021.

En tanto, el valor de las de Japón alcanzó en 2022 a los $us 105.815.006 millones, un 15,08% más que el registrado un año antes.

En el contexto regional Brasil es el principal proveedor. El año pasado el valor de las importaciones de vehículos fue de $us 96.089.348 millones. Es cantidad es menor un 4,1% que la registrada en 2021.

 Automotrices se las ingenian para lograr ventas

En una situación en la cual el sector no se ha normalizado al 100%, las importadoras de vehículos han tenido que aplicar nuevas estrategias para incentivar las ventas.

En el caso de Carmax, representantes de Hyundai, ha apostado por ampliar su red nacional, contando con presencia en seis ciudades del país (Santa Cruz, La Paz, El Alto, Cochabamba, Tarija y Sucre) e incorporar nuevos accesorios (confort y seguridad) en sus modelos. Así lo indicó Francisco Osinaga, gerente general de la empresa.

El ejecutivo añadió que tienen la ventaja de que sus SUV son más pequeñas y con precios muy asequibles. 

Osinaga señaló que el año hubo una recuperación (en cantidad) con respecto al 2021. Esto debido a que los efecto de la pandemia han disminuido, aunque no han desaparecido por completo y existen ciertas limitaciones.

“Los valores de los vehículos han subido de precio, porque han subido los materiales, el precio del transporte, el petróleo y las fabricas no están produciendo al 100% de su capacidad. No obstante, la situación ha mejorado”, dijo el ejecutivo.

En 2022, Carmax tuvo buenas ventas, gracias a su nuevos modelos y para está gestión, espera que poder superar esos números. Para lograr eso, tendrá cinco lanzamientos.

Por su parte, Jaime Vaca Pereyra, gerente general de Autobol, firma que presenta a Honda, señaló que apelaron al crédito directo para incentivar sus ventas. Además, ha coordinado con la fábrica para ampliar la oferta de modelos en el mercado boliviano.   

Este año, la compañía espera (en condiciones normales) crecer entre un 15 y 20% y también expandir sus servicios de post venta.

A decir de Vaca Pereyra, el sector automotriz está viviendo una recuperación, aunque no ha alcanzado un nivel ideal.

   

Valor de las importaciones de vehículos crece más de 13% en el último año