sábado. 01.10.2022
PIDEN SOLUCIONES

Los agropecuarios del país se declaran en alerta por las dificultades para producir alimentos

Desde Cochabamba la directiva de Confeagro indicó que el sector tiene muchas dificultades para producir debido a los factores climáticos adversos, al desincentivo a la producción, la coyuntura internacional desfavorable y la falta acceso a tecnología como semillas mejoradas. Está afectada la provisión de maíz, trigo, soya, algodón y hasta banana cuyas exportaciones a Argentina están en riesgo.
WhatsApp Image 2022-08-10 at 11.34.40 AM
La directiva de Confeagro, se reunió en la ciudad de Cochabamba.

La directiva de la Confederación de Agropecuarios Nacionales, Confeagro, desde Cochabamba manifestó su preocupación por las dificultades en el abastecimiento de insumos esenciales para la producción de alimentos debido a factores climáticos adversos, al desincentivo a la producción nacional, la coyuntura internacional desfavorable y la falta acceso a tecnología.

“A principio de año alertamos sobre las dificultades que se proyectaban en el abastecimiento de maíz por baja productividad y clima desfavorable; el tiempo nos da la razón, en los meses de mayo, junio y julio de 2022 se registraron precios récord, superando los 100 bolivianos por quintal, las estadísticas de producción indican que en esta época del año los precios tienden a bajar debido a la finalización de la cosecha de verano en Bolivia y el inicio de la cosecha de maíz en Argentina”, señaló Oscar Mario Justiniano, presidente de Confeagro.

Indicó que esta situación está generando grandes pérdidas a los productores pecuarios en todo el territorio nacional por incremento desproporcionado del costo de materia prima, que termina debilitando la capacidad productiva nacional.

En el caso del maíz, Bolivia tiene una demanda nacional aproximada de 1,3 millones de tm pero en la gestión 2022 el déficit acumulado sería aproximadamente de 675.000 tm.

“El desabastecimiento de maíz nacional se extenderá hasta fin de año teniendo los picos más elevados los meses de octubre, noviembre, diciembre inclusive enero de 2023”, dijo Mario Moreno Noorthoon, presidente de Promasor.

Los costos elevados y el bajo nivel de productividad en la producción nacional de maíz, soya, algodón, trigo y otros, son generados por la imposibilidad de utilizar semillas genéticamente mejoradas.

Las exportaciones de banana a la Argentina en riesgo

En exportaciones, Confeagro indicó que se registran dificultades tal es el caso bananero que, por la restricción en el uso de divisas para las importaciones en Argentina no está pudiendo sacar su producción. “Son 22.000 familias bolivianas de esta cadena se encuentran en una situación crítica con altos riesgos de llegar a la quiebra y quedar sin fuente de sustento. Además, es urgente realizar mayores gestiones en la apertura de mercados externos para diversos productos”, dijo Justiniano.

Los avasallamientos son otro tema que se suma a las preocupaciones de los productores agropecuarios. Los agropecuarios manifestaron su preocupación porque en el último tiempo se multiplican en el país y se tornan cada vez más violentos. “Esto también es una amenaza a la producción de alimentos”.

Otra de las grandes demandas del sector productor es el uso de biotecnología para poder garantizar el rendimiento de la producción en distintos productos.

“Es urgente la aprobación de eventos genéticamente mejorados en maíz, soya, trigo, algodón y otros cultivos, para que no se repita el desabastecimiento actual; se debe parar los avasallamientos dando cumplimiento estricto a la normativa vigente; realizar gestiones para prevenir que la crisis en el sector bananero se profundice y evitar los conflictos para garantizar la libre transitabilidad de los productos agropecuarios. De esta manera, tendremos un país soberano en el tema alimentario, productivo y exportador, con mayor bienestar para las familias bolivianas”, enfatizó el presidente.

Impacto en productores

Por su parte, Rolando Morales, presidente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba CAC, dijo que el sector agropecuario nacional emplea a más de 1.7 millones de trabajadores en el campo, los que tienen que reactivar su economía en el marco de las últimas normativas señaladas por el gobierno.

Para el representante de los agropecuarios de Cochabamba, el uso de semilla genéticamente modificada es un pedido de orden nacional. “La semilla que utilizamos hoy en día tiene un rendimiento sumamente bajo, en Bolivia la hectárea cultivada está produciendo aproximadamente 2.8 toneladas, la Argentina, en la misma hectárea produce 8 toneladas de maíz”.

Asimismo, dijo que es fundamental un Comité compuesto por el Gobierno, las universidades públicas, los medioambientalistas y otras instancias, para tratar estos temas para evitar otros déficits de productos.
 

Los agropecuarios del país se declaran en alerta por las dificultades para producir...
Comentarios