miércoles. 22.05.2024

Una tonelada de tapas de plástico fueron transportadas en “El Tren de la Esperanza”, desde Tupiza (Potosí) hasta Viacha (La Paz), en el marco de la colaboración solidaria que hizo la Empresa Ferroviaria Andina S.A. junto con los voluntarios de la Asociación de Voluntarios Contra el Cáncer Infantil (AVCCI) de Tupiza.

“Ante la solicitud de apoyar esta causa en favor de los niños con cáncer, no dudamos en sumarnos. Como empresa comprometida con la Responsabilidad Social, nuestro principal objetivo es respaldar actividades que beneficien a la comunidad de nuestra red occidental”, dijo Rodolfo Cachambi, gerente general de la empresa.

El tren recorrió más de 700 kilómetros, transportando las tapas recolectadas a lo largo de dos años, aproximadamente, por los voluntarios de instituciones públicas y privadas de Tupiza y Villazón.

IMG-20230904-WA0007
Voluntarios

“La solidaridad y la colaboración con la comunidad es parte de los ejes de trabajo de la empresa. Estamos complacidos por haber podido aportar con la logística para que esa tonelada de plástico pueda llegar a destino y transformarse en ayuda económica para los niños que sufren la enfermedad”, resaltó Carlos Gill, presidente del Directorio de la empresa.

En la iniciativa participaron la Confederación Nacional de Instituciones Femeninas (CONIF), el Gobierno Autónomo Municipal de Tupiza, el Grupo Solidario por Una Sonrisa, el Centro de Educación Alternativa de Villazón, instituciones educativas, universidades, tiendas locales y otras organizaciones.

Ferroviaria Andina es desde ahora un aliado de esta causa para el futuro y pueden contar con la empresa para esta o cualquier otra iniciativa”, reitero Carlos Gill.

La historia detrás de esta colaboración se remonta a 2018, cuando los voluntarios de la AVCCI comenzaron una campaña para brindar apoyo a una niña de 2 años de Tupiza que luchaba contra el cáncer. Ese esfuerzo ha logrado unir a entidades públicas y privadas desde entonces.

La tonelada de tapas transportada hasta Viacha será entregada a la empresa Empacar S.A., una empresa dedicada al reciclaje de plástico, quien dará a la AVCCI los recursos económicos equivalentes al valor de la tonelada de plástico que recibió.

“Dichos fondos se utilizan para adquirir medicamentos necesarios para quimioterapias y tratamientos médicos no cubiertos por el Seguro Universal Salud”, informó Romina Suárez responsable regional de AVCCI en Potosí.

Suárez expresó su gratitud por la alianza con Ferroviaria Andina. “Teníamos el desafío de encontrar espacio de almacenamiento y transporte adecuado para la tonelada de tapas por lo que estamos profundamente agradecidos por esta alianza con la empresa, que ha brindado un valioso apoyo a esta causa”.

La iniciativa no concluye con la entrega a Empacar S.A., sino que la AVCCI tiene la intención de expandir esta campaña a otras ciudades del departamento de Potosí, para que más empresas se unan para llevar esperanza a niños y jóvenes entre 0 y 20 años, para que reciban el apoyo a nivel nacional de la AVCCI

Una tapita en el suelo es basura, pero una tapita en un contenedor se convierte en dinero", dijo Suárez. Ella reafirma su compromiso de continuar impulsando campañas en favor de la niñez y agradece a todos los involucrados por su contribución a esta noble causa. La AVCCI bien trabajando ya durante una década.

“El Tren de la Esperanza” transportó una tonelada de tapas de plástico de Tupiza a Viacha