martes. 25.06.2024

Fluxus, empresa de petróleo y gas, propiedad de los empresarios Joesley y Wesley Batista, concluyó ayer (6 de junio) la adquisición de Pluspetrol Bolivia, empresa propietaria de tres campos en la cuenca Tarija-Chaco.

Los campos Tacobo, Tajibo y Yacuiba tienen una producción combinada actual de alrededor de 100.000 metros cúbicos de gas natural por día, con un potencial para alcanzar más de 1 millón de metros cúbicos diarios. Además de las reservas de gas, los activos incluyen dos estaciones de tratamiento de gas y capacidad de transporte de producción para los mercados de Bolivia, Brasil y Argentina.

La medida es estratégica para Fluxus, una empresa enfocada en América Latina, ya que Bolivia cuenta con una rica tradición en la producción gasífera en la región y un gran potencial de reservas. “La adquisición de Pluspetrol Bolivia crea una base sólida para la expansión de nuestras actividades de exploración y producción en el país, fortaleciendo nuestra presencia en la región y ampliando nuestro alcance en el mercado”, declara Ricardo Savini, CEO de Fluxus.

Fluxus está en la fase final de transición operativa para operar el campo Centenario en Neuquén, Argentina. “Esta adquisición en Bolivia hace realidad nuestra visión estratégica de crear una multinacional latinoamericana de petróleo y gas”, refuerza Savini.

Además de Fluxus, los empresarios Wesley y Joesley Batista controlan el grupo J&F, el mayor conglomerado brasileño, con más de 290.000 empleados en todo el mundo. Las empresas del grupo incluyen JBS, líder mundial en alimentos a base de proteínas, así como negocios de celulosa, energía, minería, finanzas e higiene y cosméticos. En el sector energético, J&F ya opera en Bolivia a través de Âmbar Energia.

Petrolera brasilera Fluxus adquiere Pluspetrol Bolivia