sábado. 22.06.2024

En el evento ‘show and tell’ organizado por Neuralink, Musk dijo que la compañía se encuentra en el proceso de presentar la documentación ante la US Food and Drug Administration.

Su objetivo es conseguir autorización para implantar un microchip Neuralink en seis meses en un cerebro humano con la médula espinal dañado. La aplicación propuesta tiene como objetivo comprobar si una persona paralizada puede controlar un mouse de computación usando sus ondas cerebrales.

Estados Unidos investiga a Neuralink, la compañía del magnate, por maltrato animal. Se le acusa de sacrificar a 1.500 animales para acelerar sus experimento, según la ABC, de España.

Cuando Elon Musk co - fundó Neuralink en 2017, explicó sus planes para un implante cerebral “bidireccional, biocompatible y de larga duración. Según sus palabras el modem podría algún día permitir a las personas equipararse con la inteligencia artificial. Ahora, luego de varios años de demoras, espera demostrar que se puede implantar un chip cerebral en humanos sin peligro.

En “show andt” Musk también anunció que la compañía está trabajando en modificar el implante para otras partes del cuerpo: para que pueda, por ejemplo, recuperar el movimiento en un paralítico y restaurar la visión en ciegos.

Neuralink ha experimentado para producir visión en monos. Informa que ha colocado su dispositivo con electrodos en la corteza visual de dos animales. Es la primera vez que Neuralink confirma que ha escrito información en un cerebro animal. Los ingenieros mostraron el video de un mono trasladando su mirada en respuesta a la estimulación visual, la demostración más simple posible de una técnica que produce visión. Musk explicó que un implante podría “devolver” la visión a una persona totalmente ciega.

Un resultado más realista sería que un implante cerebral podría producir un campo de puntos de luz que se podría usar para crear una muestra visual de baja fidelidad.

Elon Musk funda empresa que proyecta implantar chips en el cerebro