sábado 27/11/21
DISPOSITIVOS

Apple da un giro de 180 grados y permitirá reparar los iPhone en casa

Es la primera vez que Apple, conocida por su gran empeño en la protección de la propiedad intelectual de sus diseños y tecnologías, pone estas piezas y herramientas a disposición de los clientes.

IPHONE-REPARACION-DE-DISPOSITIVOS
Tras la reparación, los clientes que devuelvan las piezas antiguas para reciclar recibirán también un descuento para su próxima compra.

Los dueños de un iPhone más habilidosos podrán a partir de ahora reparar esa pantalla rota o cambiar esa batería gastada sin tener que acudir a un centro de reparación oficial o una tienda Apple Store. La compañía ha anunciado la creación de un programa de reparaciones de autoservicio que permitirán a los dueños de un iPhone 12 o 13 (y, próximamente, Macs con procesador M1) acceder a las mismas piezas de recambio, manuales de reparación y herramientas que usa Apple en sus tiendas.

La primera fase del programa, que arrancará en EE.UU en 2022, se centrará en los módulos del iPhone reparados más a menudo, como la pantalla, la batería y la cámara. Más avanzado el año se podrán hacer otras reparaciones y el programa se expandirá a otros países.

Las reparaciones de autoservicio están pensadas, evidentemente, para personas con algunos conocimientos técnicos o experiencia en la reparación de dispositivos electrónicos. "Para la amplia mayoría de los clientes, acudir a un proveedor profesional de servicios de reparación con técnicos cualificados que usen piezas de Apple es la manera más segura y fiable de reparar sus productos", explican desde la compañía.

Tras la reparación, los clientes que devuelvan las piezas antiguas para reciclar recibirán también un descuento para su próxima compra.

El programa supone un giro de 180 grados con respecto a la política de la compañía, que hasta ahora controlaba con mucho celo a las empresas oficiales de reparación de sus productos, incluyendo los más de 2.800 de reparación independientes repartidos por todo el mundo.

Utilizar un centro de reparación no autorizado puede suponer un gran ahorro pero también expone al usuario a recibir componentes de peor calidad y anula la garantía de los dispositivos.

Hasta hace poco, Apple también deshabilitaba por seguridad algunas funciones del teléfono si se cambiaban ciertas piezas. Si se sustituía la pantalla del iPhone por una no oficial, por ejemplo, la identificación biométrica FaceID dejaba de funcionar.

A partir de ahora la empresa relajará también algunos de estos límites, permitiendo utilizar estos elementos de terceros pero advirtiendo al usuario de que la pieza no puede ser verificada como original.

La nueva tienda de reparación para particulares de Apple incluirá más de 200 piezas y herramientas similares a las que la propia compañía usa en sus tiendas y tendrá la ventaja de no anular la garantía del dispositivo, informó el portal web Mundo, de España.

El cambio aliviará la presión sobre la compañía por parte de varios gobiernos, incluidos los organismos reguladores de Europa y EE.UU., que desde hace tiempo están defendiendo de forma más clara el llamado "derecho a reparar", la idea de que los usuarios no deberían ser obligados a utilizar centros de reparación o piezas oficiales para arreglar los productos que han comprado.

Empresas como Apple se han escudado tradicionalmente en que estas medidas no se toman con afán lucrativo, sino por un intento de asegurar la seguridad de los datos almacenados en el dispositivo o del propio producto en sí. Los defensores del derecho a reparar apuntan a que estas prácticas agravan el problema de la basura electrónica ya que en muchos casos obligan a los usuarios a reemplazar por completo productos que podrían arreglarse y tener una segunda vida si el coste de la reparación fuese más bajo.

Apple da un giro de 180 grados y permitirá reparar los iPhone en casa
Comentarios