miércoles. 01.02.2023
RESTRINCIONES

Hasta 6 millones de iPhone menos: la crisis de China por la COVID amenaza con golpear a Apple

A principios de noviembre Apple avisó de que la producción de los iPhone 14 Pro podría verse afectada por las restricciones de COVID-19 en China. La principal planta de Foxconn en la que se produce este modelo estaba operando a una capacidad "significativamente reducida", algo crucial para Apple.
1366_2000 (3)
Antes de las restricciones, así se trabajaba en la principal planta de Foxconn, que se produce iPhone.

Creíamos que el mundo había dejado (bastante) atrás la pandemia, pero hay un país en el que no ha sido así. China, que decidió atrincherarse  cuando el resto del mundo pasaba página, tiene un problema importante. Uno que está afectando a multitud de empresas y, entre ellas, a Apple.

A principios de noviembre Apple avisó de que la producción de los iPhone 14 Pro podría verse afectada por las restricciones de COVID-19 en China. La principal planta de Foxconn en la que se produce este modelo estaba operando a una capacidad "significativamente reducida", algo crucial para Apple. Estamos hablando de la gigantesca planta de Zhengzhou, con cerca de 300.000 empleados.

Los trabajadores, hartos. Como indicanen 9To5Mac, los trabajadores de dicha planta se quejaron de que los contagios seguían produciéndose y que ni siquiera había suficiente agua y medicación por las restricciones. Muchos empleados acabaron dejando su trabajo y volviendo a sus hogares en distintas ciudades chinas.

Foxconn trató de convencer a los trabajadores de que no se fueran o contratar a nuevos empleados y ofreció hasta diez veces  sus sueldos cuando vio que sus intentos no funcionaban. Con los contagios yendo a más, la fábrica acabó activando un modo de confinamiento aún mas estricto en el que no quedaba del todo claro si el parón era total.

Las promesas de Foxconn ni siquiera estaban siendo cumplidas y los trabajadores que duermen en residencias dentro del campus industrial de Zhengzhou acabaron rebelándose.Según Bloomberg, la seguridad del complejo estaba totalmente superada en número y se produjeron altercados violentos porque según algunos empleados la empresa ni siquiera estaba pagando los sueldos y las pagas extras.

Para evitar mayores problemas, Foxconn acabó ofreciendo el finiquito a quienes quisieran dejar el empleo, y se estima  que más de 20.000 trabajadores aceptaron esas condiciones y se marcharon, lo que tendrá impacto directo en el ritmo de producción a corto plazo.

Todos estos problemas están teniendo un gran impacto en la fabricación de los iPhone 14 Pro y Pro Max. Así lo indican en Bloomberg , donde fuentes cercanas a las operaciones de producción revelan que se podrían fabricar seis millones menos este año, aunque la cifra podría ser inferior dependiendo de cómo evolucionen los confinamientos y cómo se recupere el ritmo de fabricación.

Hasta 6 millones de iPhone menos: la crisis de China por la COVID amenaza con golpear a...
Comentarios