miércoles. 29.05.2024

Este año que termina se lleva consigo una serie de escándalos financieros que sacudieron a los inversionistas y que dejaron claros los riesgos siempre presentes, que se exacerban con la volatilidad financiera y un entorno económico desfavorable, así lo refleja el portal emprendedor.com.

Son, de hecho, estas dos características antes señaladas las que casi siempre aparecen, en aparente “coincidencia” cuando estalla algún escándalo de gran magnitud.

Estos son 5 de los más relevantes escándalos financieros reportados en este 2022 que termina.

1. Credit Suisse, golpe al prestigio

credit-suisse
credit-suisse

Si bien la multa económica no fue tan significativa considerando que este banco tiene muchos más recursos, el escándalo impactó en algo más valioso: su prestigio.

En junio de este año que termina, el banco Credit Suisse recibió una multa de 2 millones de francos suizos (equivalente a 1.98 millones de dólares al tipo de cambio de entonces), luego de ser hallado culpable en un proceso por lavado de dinero de recursos provenientes de narcotraficantes búlgaros.

Si bien la multa económica no fue tan significativa considerando que este banco tiene muchos más recursos, el escándalo impactó en algo más valioso: su prestigio.

En junio de este año que termina, el banco Credit Suisse recibió una multa de 2 millones de francos suizos (equivalente a 1.98 millones de dólares al tipo de cambio de entonces), luego de ser hallado culpable en un proceso por lavado de dinero de recursos provenientes de narcotraficantes búlgaros.

Fue la primera ocasión en la historia que un importante banco suizo es condenado por delitos semejantes en los tribunales penales de ese país.

Además de acusar específicamente a algunos empleados, la justicia suiza falló contra el banco y lo declaró culpable del delito de negligencia criminal en la supervisión de sus empleados, así como en la aplicación de medidas contra el lavado de dinero entre julio de 2007 y diciembre de 2008, que permitieron el retiro de hasta 19 millones de dólares por parte de los narcotraficantes.

Si bien este caso no impacta en sus resultados globales, sí abona a una situación difícil para el negocio bancario de la empresa, misma que reportó sólo en el tercer trimestre de este año una pérdida de 9,000 millones de euros y un plan para despedir a cuando menos 9,000 empleados los próximos tres años para intentar recuperar la rentabilidad. De hecho, a lo largo del año fueron constantes los rumores de quiebra de esta institución.

Por si todo esto fuera poco, un consorcio de casi 50 medios que participó en una investigación llamada los “Secretos Suizos” reveló que durante años Credit Suisse guardó fortunas de personas ligadas a la corrupción procedentes de todo el mundo, entre ellos empresarios sancionados o violadores de los derechos humanos, por un valor conjunto de unos 100,000 millones de dólares.

Todos estos escándalos han hecho que el segundo banco más importante de Suiza se plantee dejar de gestionar fortunas.

2. El fiasco llamado Theranos

Elizabeth Holmes vía Twitter
Elizabeth Holmes vía Twitter

El pasado 18 de noviembre la empresaria estadounidense Elizabeth Holmes fue sentenciada a poco más de 11 años de prisión por defraudar a inversionistas con Theranos.

Esta empresa de biotecnología fue fundada en 2003 por Holmes y prometía una revolución en diagnósticos médicos a través de aparatos que, supuestamente, hacían análisis completos de sangre.

La fundadora de Theranos persuadió a inversionistas durante 15 años para que invirtieran cantidades millonarias con el argumento de que había desarrollado un dispositivo médico revolucionario, hasta que no pudo mantener más la mentira y la empresa colapsó.

Se calcula que el desfalco habría llegado a los 800 millones de dólares; Holmes, que está embarazada, tendrá que entregarse a las autoridades el 27 de abril del 2023, de acuerdo con el fallo del juez.

Su caso abrió el debate sobre hasta dónde los CEO de las empresas deben contar con la confianza de los mercados y qué castigo deberían recibir cuando mienten de la forma en que lo hizo Holmes.

3. Lafarge, el escándalo con ISIS

La cementera francesa Lafarge se vio envuelta en un escándalo de grandes magnitudes, además del costo económico su prestigio también resultó dañado.

Por primera vez en la historia, una empresa se declaró culpable en la justicia de Estados Unidos de apoyar al autodenominado grupo Estado Islámico y a otro grupo terrorista.

La cementera acordó con la justicia estadounidense el pago de una multa por casi 800 millones de dólares, exactamente 777.8 millones, y aceptó su culpabilidad por los pagos que hizo para mantener una fábrica en funcionamiento en Siria después de que estalló la guerra en 2011.

Lafarge aceptó la responsabilidad de los ejecutivos involucrados.

Lafarge evacuó la planta en septiembre de 2014, cuando el Estado Islámico tomó el control de la ciudad y la fábrica.

Pero antes de su partida, los acuerdos con los terroristas ayudaron a la compañía a generar ventas por 70.3 millones de dólares.

4. Ray Hushpuppi, la gran estafa en redes

El influencer nigeriano Ramón Abbas, quien se hacía llamar Ray Hushpuppi
El influencer nigeriano Ramón Abbas, quien se hacía llamar Ray Hushpuppi

El influencer nigeriano Ramón Abbas, quien se hacía llamar Ray Hushpuppi en redes sociales como Instagram y cautivó a cientos de incautos al reflejar por esos medios una vida de lujos extravagantes, ya que posaba regularmente frente a superautos, jets privados y con ropa de diseñador, fue calificado por el FBI como “uno de los lavadores de dinero más prolíficos del mundo”.

Los fiscales estadounidenses acusaron a Abbas y a un cómplice canadiense de llevar a cabo robos cibernéticos bancarios y estafar con correos electrónicos mediante los cuales robaban la identidad de los dueños originales y convencían a sus víctimas de enviar dinero.

Asimismo, acusaron que en 2019 ayudó a lavar unos 14.7 millones de dólares robados por piratas informáticos norcoreanos de un banco en Malta, canalizando el dinero a través de bancos en Rumania y Bulgaria.

También ayudó a lavar millones de libras robadas a una empresa británica y a un club de fútbol profesional en el Reino Unido; igualmente logró que un bufete de abogados con sede en Nueva York transfiriera 923,000 dólares a una cuenta criminal y reconoció en un acuerdo de culpabilidad que ayudó a defraudar a alguien en Qatar, al solicitar un préstamo de 15 millones de dólares para construir una escuela, que nunca fue realidad.

El estafador ha sido condenado a pasar 11 años en prisión en una cárcel de Estados Unidos.

Pero todos los escándalos anteriores han sido superados ampliamente por uno.

5. FTX, sin duda el escándalo de 2022

Sam Bankman-Fried
Sam Bankman-Fried

Sin lugar a dudas, el mayor escándalo financiero de 2022 por su magnitud e implicaciones fue el que llevó a cabo Sam Bankman-Fried, quien construyó un imperio que se derrumbó en cuestión de días.

La quiebra de FTX ha marcado un antes y un después dentro del ecosistema de Bitcoin y de los criptomercados en general.

Solamente durante la semana del escándalo y el colapso de FTX, el Bitcoin retrocedió desde 21 mil a 16 mil dólares.

El fundador del exchange de criptomonedas FTX, Sam Bankman-Fried apareció en 2020 en el ranking de Forbes como una de las 60 personas más ricas del mundo. Había escalado allí en menos de cinco años, con un patrimonio neto valorado 26,000 millones de dólares, gracias al imperio cripto que construyó en menos de 5 años.

Pero el principio del fin llegó cuando se filtró en octubre pasado un estado de cuenta de FTX, que confirmaba los rumores de que gran parte del negocio se sustentaba en el ingreso de nuevas cuentas y un exceso de recursos concentrados en el propio token de la empresa, una especie de esquema Ponzi que no soportó la corrida financiera desatada.

La quiebra de FTX ha sido catalogada como el equivalente al colapso de Lehman Brothers, pero en el mundo cripto.

La bancarrota de FTX, una de las principales plataformas de comercio de criptomonedas del mundo, dejó un “agujero” estimado de 3,100 millones de dólares solamente a sus 50 principales accionistas. Pero las pérdidas y quebrantos son mayores, algunos cálculos los estiman hasta en 8,000 millones.

Los 5 escándalos financieros más grandes de 2022