sábado. 22.06.2024

Cuenta la historia reciente que allá por 2007 era un fabricante de baterías que intentaba construir autos. Hoy es uno de los 10 mayores productores de vehículos del mundo.

BYD (Build Your Dreams) tardó 13 años en fabricar su primer millón de unidades. En los últimos dos años sus ventas, más del 80% de ellas en China, aumentaron en alrededor de 2 millones de unidades patentadas, 1 millón cada año. El último fabricante automotor que logró algo parecido a eso fue General Motors en Estados Unidos después de retomar una pausa comercial de cuatro años a raíz de la II Guerra Mundial.

Además, BYD superó a Tesla en ventas mundiales de autos totalmente eléctricos en el cuarto trimestre de 2023, un liderazgo que, según analistas, mantendrá, gracias al apoyo de las autoridades chinas. En el último período del año, la automotriz comercializó 526.409 unidades a batería, informó el portal de La Nación (Argentina).

Actualmente su apuesta está en la exportación y, con ese fin, la compañía está construyendo sus propios buques para transportarlos. El primero, el BYD Explorer No. 1, ya está en su viaje inaugural.

BYD-01

Con 200 metros de eslora, 38 metros de manga, una velocidad crucero de 18,5 nudos (equivalente a 34 km/h) y capacidad de carga de 7.000 vehículos, partió desde Shenzhen el 10 de enero con 7.000 autos eléctricos a bordo y su llegada a los Países Bajos estaba prevista para el pasado miércoles 21 de febrero.

Para reducir las emisiones, la embarcación emplea un sistema de propulsión dual que combina gas natural licuado (GNL) con combustible tradicional.

En un comunicado, la compañía dijo que el BYD Explorer No. 1 “significa un hito importante para BYD a medida que se expande a los mercados internacionales y contribuye al desarrollo de la industria global de vehículos sostenibles”.

Este es solo el principio de una ofensiva cuyo foco está puesto en Europa, y que prevé la incorporación de otros siete buques de características similares en tamaño y propulsión durante los próximos dos años.

La apuesta detrás de los barcos

La estrategia de BYD es impulsar la expansión fuera de China. La firma está presente en cinco continentes, tiene concesionarios en más de 70 países y sus modelos están en más de 400 ciudades.

BYD-02

Aunque la exportación de vehículos desde China no es su único plan para concretar esta meta -de hecho, está construyendo líneas de montaje en Brasil, Hungría, Tailandia y Uzbekistán, y se prepara para hacerlo en Indonesia y México-, pareciera ser que, actualmente y con el target específico de Europa, esta es la principal estrategia.

En 2023 exportó 242.765 autos eléctricos, cifra que significó un crecimiento interanual del 334,2%.

A la hora de exportar, la compañía asiática siempre visualizó al auto eléctrico como la carta clave, ya que en el mercado las opciones asequibles y con un buen estándar en cuanto a calidad siguen escaseando.

BYD-03

Tanto éxito tuvieron los modelos que BYD empezó a vender en el viejo continente que en algunos países de la UE evaluaron la idea de levantar aranceles o, como ya hizo Francia, eliminar los subsidios a los autos producidos en el gigante asiático, usando como pretexto la huella de carbono.

De todas formas, todo parece indicar que la estrategia de la empresa china está por cambiar, inclinándose ahora por el rubro de los híbridos enchufables en lugar de los exclusivamente eléctricos. BYD es el líder mundial en este segmento: en 2023, de los 9 millones vehículos producidos, 3,02 millones fueron PHEV (híbridos enchufables).

Así, a partir de este año dará por empezada la comercialización de su BYD Seal U DM-i, que se lanzará en aquellos países europeos en los que la infraestructura de carga eléctrica aún no ha madurado lo suficiente o en los que los clientes demandan un vehículo que ofrezca todas las ventajas de la conducción eléctrica sin comprometer la autonomía.

BYD construye sus propios barcos con capacidad de exportar hasta 7.000 unidades