martes. 25.06.2024

Hubo un tiempo en que un Ferrari que se saliese del molde de un coupé o deportivo era una herejía. Hoy, los Ferrari pueden ser híbridos, PHEV y hasta en formato SUV, como el Purosangue. Pues aún está por llegar lo que para algunos será el sacrilegio definitivo: un Ferrari eléctrico, informó Motor Pasión.

En una reciente entrevista, Benedetto Vigna, Consejero Delegado de Ferrari, ha hablado de las relaciones entre China y Europa con el coche eléctrico de fondo, así como del primer Ferrari eléctrico que será desvelado a finales de 2025.

Un Ferrari eléctrico, pero emocionante

El proyecto de un coche eléctrico con el logotipo del Cavallino Rampante sigue siendo muy secreto. Según los rumores podría tratarse de un gran turismo y no de un deportivo puro y duro. El máximo dirigente de Maranello no dio detalles durante la entrevista, pero sí quiso aclarar un par de puntos.

De entrada quiso recordar que en Ferrari ya empezaron a electrificar sus coches desde 2014, con el LaFerrari. "El viaje hacia la electrificación en Ferrari comenzó hace varios años con la Fórmula 1 y los superdeportivos. Alrededor del 50% de nuestros coches vendidos en el primer trimestre de 2024 son electrificados".

Luego acerca del primer eléctrico de la marca, añadió que "es único en todos sus aspectos y va más allá de los electrones y los bits". En todo deportivo, y más aún en Ferrari, el sonido de los motores es una parte esencial de la experiencia de conducción. Sin embargo, sobre el carácter y el sonido del coche, Ferrari irá a contracorriente del resto de propuestas del mercado.

En lugar de emular el sonido de un motor de combustión, como en el Hyundai Ioniq 5 N, por ejemplo, Ferrari potenciará el sonido de los motores eléctricos. "No queremos imitar lo que viene de otro mundo [el mundo de la gasolina]. Los motores eléctricos no son silenciosos. Estoy satisfecho [del resultado], pero el juicio final es del cliente”, asegura Vigna. Y añade : “No vendemos tecnología, sino emociones".

En cuanto a saber qué tipo de coche podría ser, los rumores desde Italia apuntan a un modelo de GT más que un deportivo, podría ser incluso un SUV. Conceptualmente, por tanto, podría tratarse de un producto destinado a un público al que Ferrari nunca se había dirigido o que no se veía conduciendo un modelo de Maranello.

PSX_20240524_162349
"No vendemos tecnología, sino emociones", Benedetto Vigna, CEO de Ferrari.

Habida cuenta de las ventas del Rimac Nevera que no alcanzan el nivel esperado, parece lógico que Ferrari opte por un modelo más coral que no un modelo de nicho, como puede ser un deportivo.

De cara a la producción de ese Ferrari eléctrico, la marca inauguró el pasado mes de abril su E-Cell Lab, un laboratorio especializado en la investigación de las tecnologías de baterías. Ferrari se ha asociado con la Universidad de Bolonia para abrir este laboratorio, que proporcionará parte del I+D en baterías de estado sólido, de carga rápida y de seguridad y rendimiento de las celdas. También participa el especialista holandés NXP Semiconductors.

Esto acelerará el proyecto Ferrari 100% eléctrico, que debería ver la luz, inicialmente en forma de concept car, en el cuarto trimestre de 2025. El nuevo centro de investigación permitirá a la marca compartir los resultados de sus investigaciones con sus proveedores de celdas, lo que hará posible aumentar el rendimiento de las baterías, algo imprescindible en un coche de altas prestaciones con fuertes descargas de la batería que implica, por tanto, temperaturas más elevadas.

Ferrari fabricará sus propias baterías de coches híbridos y eléctricos en una nueva factoría que abrirá sus puertas este junio de 2024. En marzo de 2024, Ferrari firmó un acuerdo de colaboración con la coreana SK On para desarrollar baterías para superdeportivos eléctricos. Esta empresa ya suministra las baterías del SF90 Stradale.

Ferrari apunta a presentar su vehículo eléctrico a finales del 2025