miércoles. 22.05.2024

Se avecinan importantes cambios para el emblemático Porsche 911 de cara a 2025. Además de unos sutiles retoques de diseño en el exterior y el interior, la generación 992.2 del 911 estrenará la electrificación. Ya faltan pocos días para conocer al primer Porsche 911 híbrido fabricado en serie, el que marcará sin duda el comienzo de una nueva etapa.

Aunque ha conservado características únicas desde sus inicios, como su silueta y su arquitectura, el Porsche 911 nunca ha cesado de evolucionar. Primero fue la llegada de la  tracción integral, luego el abandono del motor refrigerado por aire, la introducción generalizada de la sobrealimentación en la mayor parte de la gama y por fin la progresiva desaparición de las cajas de cambios manuales, informó Motor Pasión.

El más emblemático de los deportivos se ha adaptado para seguir el ritmo de los tiempos. Pero la nueva actualización del 911 traerá consigo una nueva revolución, similar a la operada con la generación 996, el primer 911 refrigerado por agua.

Una pequeña revolución para el Porsche 911

PSX_20240514_153038

Pronto, veremos la llegada de la hibridación en la "fase 2" de la actual generación 992. Una primicia en los 61 años de vida del modelo, si dejamos de lado el  911 R Hybrid de 2010 y su sistema KERS, no adaptado a un uso más genérico en carretera.

Aunque la marca aún no ha comunicado qué tecnología utilizará el 911 híbrido, se habla de un sistema microhíbrido de 48 V, desarrollado por Valeo, para los Carrera S y GTS. Este último tendría que conformarse con un pequeño aumento de 10 CV, sin la opción de circular en modo eléctrico. El GTS también cambiaría su actual 3.0 biturbo de seis cilindros opuestos por un nuevo bloque de 3.6 litros y atmosférico, abandonando de paso los turbos.

El Porsche 911 no se conformará con sistemas mild hybrid, también contará con una versión con una hibridación más profunda en el que podría ser el 911 T-HEV.  El sistema, posiblemente desarrollado en colaboración con Rimac, incorpora un generador de arranque integrado, un motor eléctrico que propulsa las ruedas delanteras (y puede producir entre 80 y 90 CV) y una batería de aproximadamente 2,0 kWh que se recarga con el motor de gasolina o con la frenada regenerativa. En total, los componentes de propulsión eléctrica de la cadena cinemática pesarían menos de 15 kilos.

Es un sistema que si bien podría permitir un consumo homologado más bajo, es un sistema en el que priman las prestaciones sobre el ahorro de combustible. Porsche también ha anunciado que el 992.2 ha completado una vuelta al bucle norte de Nürburgring en 7'16''934, es decir, 8,7 segundos más rápido que la versión equivalente del modelo actual.

Es una pena que Porsche no haya aprovechado la ocasión para precisar las características del modelo en cuestión. Se limita a indicar que el modelo de su particular estaba equipado con el kit aerodinámico opcional y neumáticos de carretera convencionales. Este 911 reestilizado aún no ha desvelado todos sus secretos.

Los discretos cambios de estilo aún no se han desvelado a la vista del público, sin el camuflaje presente en los numerosos prototipos utilizados durante los más de 5 millones de kilómetros de pruebas. Pero la espera ya no será larga. Este 28 de mayo podremos ver el deportivo más emblemático de todos los tiempos entrar en una nueva era.

El primer Porsche 911 híbrido de la historia ya está listo, y es 8 segundos más rápido