domingo. 21.04.2024

¡Aceleremos la inclusión femenina!

Matías Andreani es Managing Director Imcruz - Inchcape Bolivia

En la industria automotriz, sí hay mujeres. Están en toda la cadena de producción como diseñadoras, técnicas, ensambladoras, mecánicas. Liderando equipos y países con estrategias, planificación e innovación en el campo de las finanzas, ventas, comunicación. La presencia de ella desmiente el estereotipo de que este sector es exclusivamente masculino, una visión alejada de la realidad y la historia.

Desde los inicios de la industria automotriz, las mujeres han dejado su huella. Mary Anderson patentó el limpiaparabrisas en 1903, seguida por Charlotte Bridgwood, quien patentó el limpiaparabrisas automático 14 años después. En 1893, Margaret A. Wilcox patentó el sistema de calefacción para coches, convirtiéndose en una de las pocas ingenieras mecánicas de su época. Hoy en día, mujeres como Stephanie Cau, directora general de Comunicación del Grupo Renault, o Michiko Ogawa, directora de Mazda Motor Corporation, demuestran que el liderazgo femenino está presente en las altas esferas de la industria.

La inclusión y la diversidad son valores fundamentales en Inchcape. Con presencia en más de 40 países y cerca de 18 mil empleados en cinco continentes, hemos incrementado la representación femenina del 15% al 28% en tan solo cuatro años y un 42% son mujeres compradoras de la industria.

En Imcruz (Inchcape Bolivia), la presencia femenina es significativa, destacando por su capacidad y experiencia. Nuestro comité directivo está integrado por un 44% de mujeres, y contamos con mujeres como Erika Herbas, Jefa de Taller en el Taller Villazón en Cochabamba, cuyo ingenio y capacidad la han convertido en una líder excepcional desde 2018.

En Inchcape, priorizamos el talento sobre el género, fomentando una cultura de trabajo basada en el respeto, la tolerancia y la colaboración. Nuestro propósito como empresa es brindar movilidad a las comunidades del mundo, y para lograrlo, necesitamos contar con el mejor talento, independientemente del género, que aporte sus diversas experiencias y capacidades.

Como líderes, tenemos la responsabilidad de ser agentes de cambio, garantizando que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades y creando ambientes de trabajo inclusivos, seguros e integrales.

¡Aceleremos la inclusión femenina!