martes. 18.06.2024
PRONUNCIAMIENTO SECTORIAL

Ante la escasez de maíz, la CAO pide el uso inmediato de biotecnología

El sector productivo sostiene que este grano seguirá disminuyendo porque las semillas convencionales, no transgénicas, utilizadas en la actualidad tienden a desaparecer de los mercados internacionales. Advierte que si no se da solución a este problema, el desenlace a corto plazo puede ser una escasez de carne de pollo, huevo, leche y de carne de cerdo.
CAO
El directorio de la CAO solicita una reunión urgente para mañana jueves 14 de abril, con los ministerios de Desarrollo Rural y de Desarrollo Productivo.

La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), pidió al Gobierno este miércoles la liberación inmediata de eventos genéticamente modificados utilizados y aprobados en el Mercosur, para hacer frente a la escasez de maíz en el mercado nacional. 

“El uso de biotecnología permitirá incrementar la productividad sin aumentar la superficie cultivada, reducir los costos de producción y reducir el costo de venta del maíz amarillo duro”, indicaron desde la CAO.

El sector productivo sostiene que este grano seguirá disminuyendo porque las semillas convencionales, no transgénicas, utilizadas en la actualidad tienden a desaparecer de los mercados internacionales.

Por ello, solicita que se habilite la importación inmediata de maíz para suplir la escasez actual y viabilizar la aprobación de uso de semillas genéticamente modificadas por parte del Comité Nacional de Bioseguridad. 

También pide a la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) que cumpla con la dotación de maíz en función de la cantidad aceptada y registrada de cada productor sin imponer tope de 30 toneladas de asignación general. 

Propuesta del Estado

Ayer, el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, afirmó que Emapa incrementará este año el acopio de maíz a unas 100.000 toneladas, con lo que prevén garantizar el abastecimiento de este grano a los avicultores y porcinocultores.

Además, señaló que “que está libre la importación de maíz”, cumpliendo con las medidas fitosanitarias que pide el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

El 98% del maíz que se produce en nuestro país, es el maíz amarillo duro para consumo animal, ante falta de este insumo vital de producción las consecuencias negativas se incrementarán, sostienen desde la CAO. 

Seguridad alimentaria, en riesgo

“El desenlace a corto plazo puede ser una escasez de carne de pollo, huevo, leche y de carne de cerdo, sumado a esto, los factores externos están generando una escalada de precios del maíz en el mundo”, proyectaron. 

Entre los efectos negativos, se prevé que puede afectar a 17.000 productores en peligro de cierre y a miles de fuentes de empleo. “El impacto más grave, será el golpe a la seguridad alimentaria de las familias bolivianas, en especial, a las de menores ingresos por la subida de precios de los productos señalados”, indicaron. 

Tomando en cuenta las demandas del sector productivo, la CAO solicitó una reunión inmediata con los ministerios de Desarrollo Rural, Desarrollo Productivo, para mañana jueves 14 de abril en instalaciones de Cámara Agropecuaria del Oriente. 

La CAO recordó que la producción de maíz empezó a disminuir en 2011 cuando se aplicaron restricciones a las exportaciones, la caída se hizo más fuerte a partir de 2018, desde un principio alertamos a las autoridades de turno que estas medidas en el largo plazo generarían desabastecimiento. 

“Las restricciones en la producción y los bajos niveles de rendimiento de semillas convencionales, no transgénicas, hace que la superficie cultivada sea cada vez menor, la especulación aumente y el costo del maíz se incrementa”, manifestaron desde el ente gremial. 

Ante la escasez de maíz, la CAO pide el uso inmediato de biotecnología