lunes. 22.07.2024

La castaña es el segundo producto no tradicional más exportado por Bolivia, después de la soya. Las ventas de este fruto forestal alcanzaron hasta junio de este año, $us 104 millones equivalentes a 14.000 toneladas de producción.

Esta tendencia de crecimiento se vio al tercer trimestre del 2021 con ventas de castaña que aumentaron un 43% en valor y 21% en volumen respecto a similar período del 2020, según datos de Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE)

Estas cifras favorables permiten pronosticar que será un buen año para el rubro castañero, incluso con posibilidad de batir un record superando el pico de 2018 cuanto se llegó a los $us 221 millones por la venta de casi 27 mil toneladas.

“Esta recuperación es en valor como en volumen, todo hace avizorar que vamos a recuperar niveles de exportaciones de otros años cuando la castaña destacó a nivel internacional”, indicó Gary Rodríguez, gerente del IBCE.

Líder en el mercado

La castaña tiene un gran reconocimiento a nivel nacional y Bolivia es considerado líder en exportación de este producto emblemático de la amazonia superando a Brasil y Perú.
En el 2020, Bolivia tuvo una participación del 50% en las exportaciones mundiales de castaña, manteniendo su liderazgo internacional.

Los principales destinos para las exportaciones de castaña son los Países Bajos con un 35% de demanda. Le siguen Estados Unidos con el 20%, Alemania el 14% y Reino Unido con 13%, según datos del INE.

Para el mercado interno se destina el tipo de almendra lluvia y la almendra granola que son muy utilizado en la repostería, según la Asociación Culnanaya.

Impacto social

Juan Carlos Morales, presidente de los zafreros amazónicos Culnanaya, indicó que, aunque hay un gran mercado, la cadena productiva de la castaña se desarrolla en situaciones de vulnerabilidad.

“Las condiciones de trabajo son de alto riesgo, las personas recolectoras carecen de seguridad laboral y seguro de salud. Además, el peonaje por deudas está vigente de parte de los contratistas”, dijo Morales.

La Asociación Culnanaya aglutina a 600 familias que viven de la recolección de castañas, ellas son provenientes de 24 comunidades indígenas y campesinas del departamento de Pando, el norte del Beni y el norte de La Paz.

“En promedio cada asociado extrae 20.000 kilogramos de castaña en cascara”, dijo Morales.

Castaña, el fruto amazónico más exportado de Bolivia