domingo. 26.06.2022
PRESIDENTE CNI

“Hay que restablecer el diálogo con el Gobierno”

Pablo Camacho quiere darle un giro radical a la gestión de la Cámara Nacional de Industrias. Consciente de la compleja coyuntura en la que asume la Presidencia, busca el diálogo para generar un trabajo conjunto y una alianza con los países de la región para reactivar al sector. La lucha al contrabando es el desafío mayor.
parado-pdte
Para el nuevo titular de la CNI, la búsqueda del diálogo y la integración con los países vecinos serán esenciales para alcanzar la reactivación del sector productivo

Los productores bolivianos enfrentan un período complejo. Aún no repuesta del duro impacto de la pandemia de coronavirus y afectados por el contrabando que llega de prácticamente todos los países vecinos, la industria nacional ve en ciernes otra amenaza de impacto global: la guerra entre Rusia y Ucrania.

“La crisis es sinónimo de oportunidades”, dice Pablo Camacho, el nuevo Presidente de la Cámara de Industrias que encara la coyuntura con una nueva visión. La búsqueda del diálogo y la integración con los países vecinos serán esenciales para alcanzar la reactivación del sector productivo.

La lucha contra el contrabando pondrá a prueba esta fórmula que busca una reingeniería que genere un trabajo conjunto a partir de una estrategia de cuatro pilares y así, superar esta otra pandemia que afecta a la producción local.

Camacho recibió a Economy en el edificio de la Cámara de Industrias en la zona de Calacoto de la ciudad de La Paz para conversar sobre la ruta crítica de su gestión.

Economy (E): ¿Cuáles son los desafíos con los que inicia la Presidencia de la Cámara?

Pablo Camacho (CM): Esta nueva Directiva asume la gestión con rostros nuevos. Nos renovamos con componentes de género muy importantes. Cinthia Aramayo, Vicepresidenta de la CNI y Presidenta de la Cadinpaz, es, después 91 años la primera mujer que asume un rol tan importante; el primer Vicepresidente de la Cadinpaz es bastante joven. Esos nuevos liderazgos le dan una nueva visión a la Cámara.

E: El contrabando es una amenaza para la producción local. ¿Cómo encarará este tema?

PC: Hay una segunda pandemia que nos asfixia: el contrabando. La acelerada devaluación del dólar en los países vecinos provoca que inunden nuestros mercados con sus productos. Reconocemos el trabajo de la Aduana Nacional que superó la meta de recaudación pero estamos frente a la digitalización del contrabando que tiene delivery a tu puerta.

E: ¿Cuáles son los pilares de la estrategia para luchar contra el contrabando?

PC: Bolivia es el único país con un Viceministerio de lucha contra el contrabando; tenemos que fortalecerlo. Hay compromisos para subir su presupuesto. El país tiene 6.500 kilómetros de frontera y con lo que tenemos ahora, es insuficiente para controlarla. El contrabando está llegando de todo lado.

Un estudio de la Confederación de Empresarios Privados estima que el contrabando genera un daño de 2.213 millones de dólares; para nosotros supera los 3.000 millones.

No solo afecta al industrial, afecta al trabajador a toda la cadena productiva y al Estado que deja de percibir alrededor de 600 millones de dólares en aranceles e impuestos.

E: ¿Cuáles son las medidas estructurales para proteger al industrial boliviano del contrabando?

PC: En primer lugar, la interdicción; es fundamental que el Gobierno destine más recursos a la lucha contra el contrabando.

Al boliviano no solo debemos decirle que no compre contrabando, debemos lograr que escoja un producto Hecho en Bolivia; es un trabajo de concientización.

El tercer pilar es el cambio en la normativa. Hemos avanzando con el Presidente del Senado y quiero destacar su predisposición. Necesitamos un componente jurídico para bajar de 200.000 a 10.000 UFV en la definición de contrabando.

Hay que disminuir la burocracia. Cuando bajemos los costos para las importaciones legales, también bajará la renta de los contrabandistas.

Hay que aumentar el flujo de información entre países. El contrabando tiene un país de origen y otro de destino. Hay que fortalecer los mecanismos para informar que ocurre con los productos cuando salen de la zona franca de cada país.

E:¿Hay buenas señales para lograr el acercamiento con el Gobierno central?

Pablo Camacho (PC): Estamos en buen camino. Hay una gran posibilidad de trabajo conjunto. Hemos logrado también un acercamiento con otros países de la región.

E: ¿Cuáles serán los aspectos en los que se centrará la reapertura del acercamiento con el Gobierno?

PC: Hay que restablecer el diálogo de mutua confianza. Está el compromiso para recuperar nuestras industrias y trabajar en la sustitución de importaciones.

El perfil

Pablo Camacho García nació en la Villa Imperial de Potosí. Al culminar el bachillerato en el Colegio Franciscano se trasladó a La Paz para seguir la carrera de Economía en la Universidad Católica Boliviana y posteriormente, complementar su formación con una Maestría en Administración de Empresas. Lleva más de doce años trabajando como Director de la Cámara Nacional de Industrias. Fue también Tesorero de la CEPB y antes de llegar a la Presidencia de la Cámara departamental fue Vicepresidente por dos años.

“Este año me toca asumir la Presidencia en una coyuntura nacional e internacional complicada”, dice con el entusiasmo desbordante que lo caracteriza.

Casado y con dos hijos es Director de Ibnorca y Gerente General de dos empresas dedicadas a los servicios industriales. Con 27 años de matrimonio, la familia es el centro de su vida. Naturalmente, es un enamorado del sector industrial y está plenamente seguro del enorme potencial del empresario boliviano.

“Soy un convencido de que podemos lograr muchas cosas en Bolivia”, dice Camacho que no desaprovecha ninguna oportunidad para promover el sello “Hecho en Bolivia”.

“Los industriales no nos vamos a ir de Bolivia, dice con firmeza. "Cerrar una industria no es como desmotar una carpa y salir; son muchas ilusiones invertidas”, asegura el empresario.

Enraizado en la ciudad de La Paz desde hace más de cuatro décadas, se confiesa un apasionado del trabajo y un devorador de libros en todo formato, e información económica nacional e internacional.

Le gusta la cocina, arte que cultivó durante el confinamiento rígido provocado por la pandemia en 2020. “Hago un buen chicharrón e incursioné con las verduras a la parrilla”, asegura Camacho.

“Hay que restablecer el diálogo con el Gobierno”
Comentarios