martes. 27.09.2022

Se reducen las importaciones de alimentos y bebidas en un 30% y el Gobierno destaca lo hecho en Bolivia

Si bien las importaciones subieron en 41%, al llegar a $us 6.988 millones a julio de este año, las importaciones de alimentos y bebidas disminuyeron en casi un 30%. “Cada vez estamos consumiendo mayor cantidad de alimentos que nosotros mismos producimos”, remarcó el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco.

Hecho en Bolivia
Para el Gobierno, el programa de sustitución de importaciones, está dando resultados

Bolivia redujo las importaciones de alimentos y bebidas de 421.087 toneladas de enero a julio de 2021 a 301.390 en el mismo periodo de este año, lo que significa un descenso de casi 30%, informó a la ABI la autoridad estatal. 

En una entrevista con este medio, la autoridad indicó que, de enero a julio de 2022, las importaciones llegaron a $us 6.988 millones. De este valor, “mayoritariamente” son compras externas de suministros industriales y bienes de capital.

Respecto al año pasado, a julio de 2022 las importaciones de suministros industriales se incrementaron a $us 1.929 millones y de bienes de capital a $us 1.032 millones, lo que significa compras externas “para mejorar nuestras capacidades productivas”.

“¿Eso qué quiere decir?, que los productores bolivianos están invirtiendo en el país, están comprando mayor cantidad de insumos y suministros industriales (…) también denota un círculo virtuoso en el vamos a seguir creciendo cada vez en nuestras exportaciones y en nuestra producción”, enfatizó Blanco. 

El viceministro añadió que la otra parte de las importaciones corresponde a combustibles y lubricantes, equipos de transporte y sus piezas y accesorios (vehículos), artículos de consumo y alimentos y bebidas.

“El 2021 se habían importado 421.087 toneladas de alimentos y bebidas para el consumo humano.  Este año hemos reducido en casi un 30 por ciento esas importaciones, hemos llegado a 301.390 toneladas”, destacó.

En esa línea, resaltó que estos resultados son una muestra de que el programa de sustitución de importaciones, propuesto por Gobierno del presidente Luis Arce, está dando resultados concretos.

“Es decir, cada vez estamos consumiendo mayor cantidad de alimentos que nosotros mismos producimos (…). Estos datos son realmente satisfactorios, son datos bastante objetivos que muestran que vamos por muy buen camino”, remarcó.

Según datos de la autoridad, si bien las importaciones subieron en 41% al llegar a $us 6.988 millones a julio, las exportaciones totales de productos nacionales registraron un aumento de 36% al alcanzar los históricos $us 8.275 millones.

Tomando en cuenta esos datos, entre enero y julio de 2022, la balanza comercial de Bolivia registró un superávit de $us 1.287 millones, con un incremento de 13% respecto a similar periodo de 2021.

Se reducen las importaciones de alimentos y bebidas en un 30% y el Gobierno destaca lo...
Comentarios