martes. 18.06.2024

Durante 2 horas y media, el presidente Luis Arce Catacora brindó su informe de gestión en el que destacó el Modelo Económico Social Comunitario Productivo y Plan de desarrollo económico y social 2021-2025 como las dos herramientas para “reconstruir” la economía luego de la transición de gobierno y los efectos de la pandemia. Señaló que estos planes establecen 10 ejes estratégicos para la priorización y focalización de políticas publicas en todo el territorio nacional.

Entre los indicadores más destacados, Arce citó el crecimiento económico de 2021 (6,1%) y de los dos primeros trimestres de 2022 (4,1%). “Bolivia, a pesar del contexto internacional adverso, muestra un crecimiento económico importante y sostenido porque se ha puesto especial énfasis en el área productiva y al retomar el rol de dinamizador de la demanda interna propiciando la estabilidad económica que gozamos ahora”, expresó, a tiempo de aclarar que este crecimiento es atribuido al sector productivo, comercial y de manufactura.

Por otro lado, indicó que, a septiembre de 2022, Bolivia se posiciona como un país con la menor inflación y una de las más bajas a nivel mundial, alcanzando el 1,76%.

Asimismo, señaló que en 2021 la pobreza moderada fue de 36,3% y la pobreza extrema de 11,1%; que fueron “los registros más bajos en Bolivia” desde 2005. En tanto, en 2021, la desigualdad, medida por el índice de Gini, fue de 0,42.

El presidente, mostró los indicadores positivos de estabilidad y liquidez del sistema financiero reflejados en el incremento de ahorros de la población en $us.31.837 millones y de créditos en $us 30.710 millones.

Destacó que, hasta septiembre de 2022, la recaudación aduanera alcanzó a Bs 11.992 millones, presentando un incremento de 29% respecto a septiembre de 2021.

“Apostando por el crecimiento económico hacia la industrialización con sustitución de importaciones, se trabaja en 23 Estudios de Diseño Técnico de Preinversión de nuevos proyectos de industrialización, con los cuales se tiene previsto la inversión de Bs 5.448,50 millones en beneficio del pueblo boliviano”, informó Arce.

Los proyectos mencionados son las plantas de bioinsumos, en San Lorenzo y Yacuiba (Tarija), La Paz y Cochabamba; una Planta Industrial de Harina de Banano y Yuca en La Paz; una Planta Procesadora de Maní en la Chiquitanía, Santa Cruz; una Industria Farmacéutica en Cochabamba; una Planta Piscícola en Yapacaní, Santa Cruz; una Empresa de Servicios Logísticos y otra de Procesamiento de Cítricos en Palos Blancos en La Paz; una Planta de Procesamiento de Frutas Los Cintis en Chuquisaca; una Planta de Transformación de Quinua con Denominación de Origen en Oruro y una Planta de Frutas en Uriondo, Tarija, entre otros.

Luis Arce presenta resultados de gestión y anuncia inversiones en plantas industriales