martes. 27.09.2022
FINANZAS INTELIGENTES

Cuatro mitos sobre cómo funcionan las tarjetas de crédito

En Bolivia existen al menos 6,6 millones de tarjetas bancarias activas; sin embargo, solo un 4% de este total han optado por tener una tarjeta de crédito. ¿Qué mitos hay entre los que no quieren?

En Bolivia se registra hasta mayo de 2022 al menos 254.036 tarjetas de crédito activas.
En Bolivia se registra hasta mayo de 2022 al menos 254.036 tarjetas de crédito activas.

Entre enero y mayo del 2022, las entidades financieras de Bolivia emitieron 14.711 nuevas tarjetas de crédito respecto al mismo periodo de 2021. Entre los más de 6,6 millones de tarjetas activas en Bolivia, según un informe de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) esta cifra representa solo un 4%.

Carola Aguilera, Subgerente de Marketing del Banco Ganadero, expresó que las tarjetas de crédito son un medio de pago que le permite al usuario hacer compras y pagar después con una debida tasa de interés, de acuerdo al periodo que elija y según los plazos que acuerden con la entidad financiera.

“La tarjeta de crédito contiene un dinero que la entidad financiera le presta a un titular con una capacidad de pago comprobada quien puede también retirar ese dinero a través de cajeros automáticos. Se presenta en una tarjeta segura, personal e intransferible que cuenta con una banda magnética donde se almacena datos de la identificación del titular y los detalles de la entidad. Una tarjeta también tiene ventajas con distintas promociones, cobertura internacional y servicios muy beneficiosos”, explica.

¿Pero qué mitos circulan entre las familias respecto a las tarjetas de crédito?

Las opciones de tarjetas que los clientes del Banco Ganadero pueden ocupar
Las opciones de tarjetas que los clientes del Banco Ganadero pueden ocupar

Mito 1: “Te generan deudas e intereses”

R. Falso. Si el titular de la tarjeta paga los montos del crédito usado en las fechas correspondientes, el banco no le cobrará intereses y multas, en algunos casos si una comisión por el mantenimiento. En caso de ocupar el dinero del crédito se debe pagar una tasa de interés acordada previamente con la entidad financiera y en un plazo también convenido. El banco, antes de otorgar a una persona la tarjeta de crédito, evalúa su capacidad de pago. Si tiene otras deudas, la entidad probablemente les recomiende una tarjeta acorde a sus ingresos.

Mito 2: “Las tarjetas de crédito son siempre caras de mantener”

R. Falso. El costo depende del servicio que quiere adquirir. Existen tarjetas según las posibilidades de cada persona. Los bancos ofrecen cuentas básicas sin ningún costo de mantenimiento, aunque pueden ofrecer menos servicios que las tarjetas de mayor inversión. Sin embargo, mes a mes usted pagará un monto de acuerdo al uso y, sobre todo al monto que establecieron previamente con el banco. Las tarjetas de crédito se ajustan a sus ingresos y no le demandarán más dinero que un préstamo.

Mito 3: “Es igual que una tarjeta de débito.”

R. Falso. Con tarjeta de crédito el titular dispone de un dinero que una entidad financiera le presta con un límite acordado y con un costo que debe pagarse según un plazo. En cambio, la tarjeta de débito permite gestionar dinero que usted lo ingresó previamente. Una vez se acaben esos ingresos no podrá utilizarlo como medio de pago ya que carecerá de recursos. Con la de crédito, el titular puede comprar cosas dentro como fuera del país y acordar con el banco una fecha de pago, ya sea para fin de mes, por consumo o en cuotas fijas.

Mito 4: “La tarjeta solo sirve para los que viajan al exterior”

R. Falso. La tarjeta de crédito tiene importantes beneficios en Bolivia. Por ejemplo, el Banco Ganadero cuenta con el programa “Vamos” que permite a los clientes con tarjeta de crédito acumular puntos por las compras y canjearlos por pasajes, y otros beneficios. O el “Pago en Cuotas” desde 3 a 12 cuotas en más de 20 marcas y empresas que venden desde joyas, muebles, electrodomésticos, ropa hasta suscripciones en gimnasios.

“Las tarjetas de créditos, sin duda, son un excelente soporte para todas las personas que quieren gestionar sus finanzas. Ofrece grandes coberturas fuera del país, se añade a diversas redes de beneficios, pero también garantizan una compra segura y rápida”, expresa Aguilera.

Cuatro mitos sobre cómo funcionan las tarjetas de crédito
Comentarios