sábado. 30.09.2023
REDES SOCIALES

La Unión Europea analiza el metaverso antes de una posible acción regulatoria


El metaverso consiste en una red de entornos virtuales a los que se accede a través de diferentes dispositivos y en los que los usuarios pueden trabajar, socializar y jugar.
FACEBOOK-UNION-EUROPEA
Ese movimiento ha provocado a su vez la preocupación por el posible dominio de Facebook.

Las autoridades de la Unión Europea deben comprender mejor el mundo digital futurista conocido como metaverso antes de poder decidir cómo regularlo, dijo el martes la jefa antimonopolio del bloque.

El metaverso consiste en una red de entornos virtuales a los que se accede a través de diferentes dispositivos y en los que los usuarios pueden trabajar, socializar y jugar.

El metaverso ha cobrado protagonismo desde que Facebook cambió su nombre por el de Meta el pasado mes de octubre para reflejar su apuesta por el nuevo sector.

Ese movimiento ha provocado a su vez la preocupación por el posible dominio de Facebook.

“…el metaverso ya está aquí. Así que, por supuesto, empezamos a analizar cuál será el papel de un regulador, cuál es el papel de nuestra legislatura”, dijo Margrethe Vestager en un evento online organizado por un grupo de editores de periódicos alemanes.

“Todo lo que hagamos debe basarse en los hechos y en la información que podamos obtener (…) Tenemos que entenderla antes de decidir qué acciones serían apropiadas”, dijo Vestager, que es la representante de Dinamarca en la Comisión Europea.

Facebook ya está en el punto de mira de Vestager por su recogida y uso de datos. Las empresas pueden ser multadas con hasta el 10% de su facturación global si son declaradas culpables de infringir las normas antimonopolio del bloque.

Meta, que apuesta por el metaverso como sucesor del Internet móvil, ha invertido mucho en realidad virtual y aumentada. No ha dado muchos detalles sobre cómo se monetizarán las marcas en el metaverso., informó Forbes México.

La Unión Europea analiza el metaverso antes de una posible acción regulatoria