sábado 4/12/21
INDUSTRIA AUTOMOTRIZ

Vehículos eléctricos van ganando confianza en el mercado boliviano

Hace un mes, el Gobierno nacional anunció políticas de incentivo al uso de coches eléctricos; experto ve un avance importante en el tema y explica los beneficios de adquirir un vehículo de estas características.

COCHES-ELECTRICOS-PHOTOBANK
ENDE Corporación instalará los primeros puntos de carga para coches eléctricos en Bolivia

Marcas mundiales como Toyota, BYD y Renault, introdujeron los primeros coches eléctricos e híbridos hace cuatro años al país; en la actualidad este sector ha tomado fuerza con políticas que impulsan el uso de estos vehículos y con la fabricación “made in Bolivia”, como el caso de Quantum.

A comienzos del mes pasado, el Gobierno anunciaba un incentivo tributario que establecía la alícuota de 0% para el gravamen arancelario y disminución del Impuesto al Consumo Específico (ICE) para vehículos eléctricos e híbridos.

La finalidad fue promover la creación de plantas ensambladoras de este tipo de vehículos y maquinarias y, por supuesto, captar la atención de la población.    

Para el experto automotriz, Julio Valladares, aún los coches eléctricos no tienen mucha presencia en el país debido a la falta de demanda por parte de los usuarios. Añadió que esto se debe a que, anteriormente, no existían los incentivos que estimulen el interés de los bolivianos por este tipo de vehículos, con costos que superaban los $us 50.000.

“Esto nos lleva como consumidores bolivianos a seguir optando por vehículos tradicionales a combustión interna”, añadió. 

Primeros puntos de recarga

A mediados de julio, el Ministerio de Hidrocarburos anunció que la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) estaría a cargo de instalar los primeros puntos de recarga para coches eléctricos en un plazo aproximado de tres meses.

“La idea de es generar incentivos tributarios para que se pueda lograr un ambiente de importación de vehículos eléctricos e híbridos y lograr el uso de energía eficiente”, declaró el ministro de Economía, Marcelo Montenegro.

COCHES-ELECTRICOS-BOLIVIA

Valladares ve este anuncio de las estaciones de carga como un aspecto positivo para el sector automotriz, lo que resultaría en el interés de los concesionarios para la importación de este tipo de vehículos y para los consumidores.

“Deberíamos aprovechar esta oportunidad para ser el país en Latinoamérica con la mejor infraestructura para vehículos eléctricos, esto nos pondría en el mapa como uno de los pioneros en Latinoamérica y sería beneficioso para todos los bolivianos”, dijo.

Respaldo de las casas comerciales

De acuerdo con el experto automotriz, el respaldo y garantía de marca en los coches eléctricos es similar a los modelos actuales de combustión interna, ya sean gasolina o diésel. Sin embargo, acotó que la variante sería que la batería de litio que llevan los eléctricos tiene una vida útil entre 8 y 10 años.

Asimismo, considera que lo ideal sería que, al pasar el tiempo de vida útil las casas comerciales te brindaran algún tipo de descuento en la adquisición de baterías nuevas, sería un “plus” para que los coches eléctricos ganen un espacio en el mercado de vehículos seminuevos.

Valladares destaca que los concesionarios que se encuentran comercializando vehículos eléctricos, ya enviaron a su personal a capacitarse en temas de mantenimiento y actualización de estos modelos.

“Es un hecho que las marcas que actualmente venden vehículos eléctricos ya enviaron a su personal de postventa a capacitarlos, de esta manera si surge algún problema con el motor eléctrico, ellos puedan darle una solución. Por supuesto que es diferente a un motor de combustión interna, entonces, la marcas o los concesionarios están respondiendo muy bien a los usuarios” añadió.

Costo y consumo

El experto explicó que actualmente la relación costo-beneficio en los coches eléctricos no es el mejor en Bolivia debido a la falta de tecnología para su uso y que el costo. En este último detalle se refiere a las marcas tradicionales que inician en un valor de $us 30.000 y que puesto en el país, tomando en cuenta costos de importación, IVA y ganancias del concesionario, a pesar de tener el arancel 0, llegarían a un costo aproximado de $us 42.000. Cabe destacar que en la actualidad existen opciones de vehículos compactos que inician en $us 10.000 y SUV desde $us 17.000.

En referencia al consumo, Valladares explicó que tener un vehículo eléctrico genera ahorros considerables. Puso de ejemplo al BYD TANG, un SUV con tres filas de asientos y una capacidad de autonomía de 500 kilómetros (km), que se carga con Bs 50. Tomando en cuenta las dimensiones y capacidad de recorrido, si este modelo fuera a gasolina costaría entre Bs 220 y Bs 250 alcanzar las mismas cifras.

“Hay un ahorro prácticamente de Bs 200 cada que andemos 500km, entonces a largo plazo un vehículo eléctrico que costó entre $us 10.000 y $us 15.000 más que su versión a  gasolina, llegaría a tener un buen costo-beneficio, al menos 5 años para poder recuperar eso en combustible o en mantenimiento, porque prácticamente no necesitan mantenimiento”, indicó Valladares.

Añadió que China actualmente está fabricando vehículos eléctricos con un costo menos a $us 10.000, esto significaría una apertura de mercado interesante tanto en Latinoamérica como en Bolivia. “Ahí es donde encontraremos un gran costo-beneficio en los vehículos eléctricos, al comprar una SUV compacta familiar por un precio de $us.17.000, similar al costo de una SUV compacta familiar pero a gasolina”, finalizó.

Vehículos eléctricos van ganando confianza en el mercado boliviano
Comentarios