sábado. 15.06.2024

Desde una edad temprana, las mujeres suelen ser guiadas hacia ocupaciones consideradas tradicionalmente "femeninas", lo que a menudo limita sus aspiraciones de estudiar carreras relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, conocidas como STEM. De acuerdo con UNESCO hasta 2022 a nivel mundial, solo el 35% de los estudiantes en estas áreas son mujeres, y esta cifra disminuye aún más en los niveles directivos de las organizaciones.

Pese a todas las acciones que se vienen realizando para reducir la brecha de género, la brecha salarial, la baja presencia de mujeres especialmente en las altas gerencias en las empresas, el poco incentivo y la falta de oportunidades laborales, aún existe una baja participación de mujeres que incursionan en las carreras tipo STEM.

Sin embargo, las estadísticas revelan un dato alentador: cuando existe diversidad de género en los niveles directivos y en toda la organización, la productividad empresarial experimenta un incremento significativo, superando el 30%. Este dato demuestra que promover la igualdad de género y un ambiente inclusivo no solo mejora el entorno laboral, sino que también tiene un impacto positivo en el rendimiento de las empresas.

Mónica Cabrera, líder para la zona Andina de Schneider Electric en Bolivia, resalta este impacto: “En carreras STEAM no es diferente, incluso se puede observar, y lo digo como experiencia propia, que la calidad de vida en lugares de trabajo, como ser campamentos petroleros, refinerías, campamentos de construcción, y otros ambientes laborales que son considerados remotos, mejora de manera considerable ante la presencia de mujeres. Desde el comportamiento hasta el estado de ánimo se ven positivamente optimizados”.

Schneider Electric, líder en la transformación digital de la gestión de energía y automatización, se destaca como una organización inclusiva que impulsa la equidad de género. En 2019, la empresa logró que el 100% de sus gerencias a nivel mundial se comprometieran a alcanzar la equidad de género con una distribución 50/50 en toda la organización. En 2021, el comité ejecutivo de Schneider Electric alcanzó una representación femenina del 44%, y en 2022, la empresa logró la equidad salarial a nivel mundial.

“Para promover un entorno más inclusivo, es necesario que todas las organizaciones y empresas incentiven la igualdad de oportunidades en su entorno y el desarrollo de talentos sin prejuicios, dar la confianza a las mujeres para estar seguras que al momento de presentarse a un concurso u oportunidad laboral, lo que se valorará sea la capacidad, conocimiento y compromiso libre de sesgos, preconceptos y desigualdades”, afirma Cabrera.

Brecha salarial en Bolivia

Con el pasar de los años, Bolivia ha tomado la inclusión como parte de su plan de crecimiento, pero todavía existe un largo camino que recorrer. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los hombres en el sector privado aún mantienen una ventaja salarial significativa sobre las mujeres, que en algunos casos puede superar el 20%.

Ante esta realidad, Schneider Electric tienen programas de incentivo para estudiantes en carreras STEM como “Go Green”, que se lanza a nivel mundial y alienta a los estudiantes a presentar proyectos innovadores y tecnológicos, compitiendo con proyectos de todo el mundo para destacar su potencial en estas disciplinas.

A medida que Bolivia avanza en su camino hacia la igualdad de género y la promoción de carreras STEM para las mujeres, se espera que estos esfuerzos no solo transformen la vida de las mujeres y niñas en el país, sino que también impulsen el crecimiento económico y la competitividad empresarial en el mercado global.

Mujeres en STEM: Clave para impulsar la productividad empresarial en más de 30%